Los galgos finalistas, con los miembros de los clubes leoneses a los que pertenecen
@deportesavila / La final de la XXIX edición de la Copa de Castilla de Galgos se disputó el último sábado en el corredero de Astudillo, en Madrigal de las Altas Torres, con victoria para ‘Garabato del Coleta’, galgo leonés que se imponía al también leonés ‘Chester de Sandoval’ por descalificación de éste.

La jornada fue idónea para la celebración de la final, con el piso del corredero excelente, buena meteorología y el público acompañando. Sin embargo, una vez que los dos machos finalistas pasaban a la traílla y el traillero comenzaba a andar, ‘Chester de Sandoval’ se avalanzaba sobre ‘Garabato del Coleta’, mordiéndolo, lo que obligaba a soltar rápidamente a los perros para evitar males mayores.
Posteriormente y en dos ocasiones más, se intentó volver a enganchar a los finalistas con el mismo resultado. ‘Chester’ se mostraba muy dominante y mordedor, por lo que al comisario de la competición no le quedaba otro remedio que aplicar el reglamento y pese a tratarse de una final, descalificar al representante de El Rebeco, por lo que ‘Garabato del Coleta’, representante del Club El Pino de León, se proclamaba campeón de la Copa de Castilla.
Fuera de competición y para cumplir con la afición que se había desplazado hasta el corredero de Astudillo, los dos propietarios de los machos finalistas accedieron a correr una liebre. No tardó ni un minuto en aparecer una rabona, que dio 1:35 y en la que ‘Garabato’ se mostró superior a su rival, por lo que se venía a hacer justicia a lo que desgraciadamente había pasado minutos antes en la traílla.
La entrega de trofeos se realizó en el restaurante Lucio de Madrigal de las Altas Torres. Además de las copas y manteletas respectivas, el ganador recibió el trofeo que año tras año otorga la familia Lorenzo.