Un gol de Peña en el minuto 72 de partido hace que el Real Ávila no venga de vacío en su visita al Racing Lermeño, después que en la primera parte el conjunto burgalés abriera el marcador. Los de José Manuel Manzano no estuvieron demasiado finos hasta el momento del empate, que les sirvió de revulsivo y a punto estuvieron de traerse los tres puntos si el cabezazo de Dani en el tiempo de descuento no hubiera pegado en el palo.
Los encarnados salieron con ganas de resolver cuanto antes en el choque que suponía la despedida del capitán lermeño Carlos. Emilio se mostraba activo y en el minuto 7 pudo haber puesto en franquicia a su equipo pegando su disparo en el travesaño. El rebote lo recogió Piru para marcar un gol que fue anulado por el colegiado por fuera de juego. El dominio correspondía en los inicios al cuadro visitante y en una nueva llegada de Emilio puso el peligro en la portería defendida por Alberto.

Tras un disparo de Zurdo desde el centro del campo que no cuajó porque el balón se marchó dos metros alejado de los tres palos de Félix –a quien después se le escapó el esférico, al que Juampa no llegó–, el propio Zurdo por la izquierda estrellaba la pelota en el travesaño tras culminar un contraataque de Diego Sedano. Ocasión fallida que era el anuncio del gol burgalés. Un balón que cae a Cova sobre la parte derecha del campo, se lo envía a Juampa para que éste lo introduzca en la portería abulense.

A punto de finalizar el primer tiempo, David Franco cae lesionado en el choque con un contrario y tiene que abandonar el terreno de juego, siendo sustituido por Gonzalo. La fortuna no había estado del lado del Real Ávila en los primeros cuarenta y cinco minutos. Tampoco es que la hubiera buscado mucho. Y José Manuel Manzano echó una bronca a sus jugadores en los vestuarios.

En el segundo tiempo la cosa cambió algo para el Real Ávila que puso más intensidad. El planteamiento dio sus frutos y llevando la manija del encuentro, en el minuto 72 Peña rescata un punto para su equipo al empatar. Las protestas de los jugadores lermeños dieron con la segunda amarilla para el central local Fernando, que tenía que abandonar antes de tiempo el terreno de juego. Ahí no quedó la cosa para el Racing Lermeño porque Tato, que estaba calentando, vería la roja directa.

El rival estaba con uno menos y restaban una veintena de minutos, período suficiente como para deshacer el empate y volver a la capital abulense con la victoria. Lo intentó el Real Ávila, que ya había cambiado a Larsson por Barrera, y que a cinco minutos del final puso a Aitor por Emilio. Antes de irse el mediopunta medinense pegó un tiro que paró Alberto. El tiempo pasaba y se llegaba al minuto 90. En el descuento el lermeño Mallón desde el punto de penalti mandó fuera un balón que le vino desde la salida de un córner. Hubiera supuesto el triunfo local si llega a entrar. Como habría sido visitante si el cabezazo de Dani, con el portero del Lermeño batido, en vez de pegar en el palo, hubiera tomado la trayectoria de introducirse en la meta.

1 Racing Lermeño: Alberto, Tigre, Carlos, Fernando, Mallón, Sergio, Chicho, Diego Sedano (Cristian, m. 68), Zurdo (Borja, m. 85), Cova (Guirado, m. 79) y Juampa.
1 Real Ávila: Félix, José María, Pablo Simón, David Franco (Gonzalo, m. 45), Toño, Jaime, Peña, Dani, Larsson, Piru (Barrera, m. 68) y Emilio (Aitor, m. 85).
Goles: 1-0 (Juampa, m. 35), 1-1 (Peña, m. 72)
Árbitro: El colegiado vallisoletano Francisco Rivera García, asistido en las bandas por Gil Escudero y Gil García. Mostró tarjetas amarillas a los locales Carlos, Chicho y Fernando, a éste en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 72, al igual que a Tato, que estaba calentando. Por parte visitante, recibieron amonestación David Franco, Piru y Gonzalo.