‘Clásico’ entre los filiales del Real Ávila y Segoviana, mientras que viajan la ‘Cebre’ y el Bosco
Isabel Muñoz / La Primera División regional de aficionados se reanuda en el 2012 a punto de llegar al ecuador de la competición. Los equipos abulenses tienen una cita importantísima en esta ocasión por diversos motivos. En la capital abulense destaca la celebración de un duelo de máxima rivalidad entre los filiales del Real Ávila y de la Gimnástica Segoviana. Fuera de la provincia, la Cebrereña no puede ceder más y se verá las caras con el Unami con el que está igualado a puntos, en tanto que el Bosco, metido en zona de descenso, tiene la necesidad imperiosa de sorprender al segundo equipo del club de moda en España: el Mirandés.

El Real Ávila B recibe el domingo a la Gimnástica Segoviana B en el estadio Adolfo Suárez (16:30 h.) con arbitraje del vallisoletano San José Ceinós. Los encarnados buscarán sumar los tres puntos para no caer más puestos abajo. Ahora, con 15 puntos, ocupan la undécima posición, y se encuentran a siete puntos de las plazas de descenso. El conjunto de Carlos Rojas, que cuenta con las bajas por sanción de Dani y Cristian, llega a este encuentro después de haber perdido en la última jornada en Salas por 3-2, mientras que la Segoviana cayó en su campo por 1-2 ante el Cuéllar.
Precisamente otro equipo segoviano, el Unami, será quien reciba el sábado en La Albuera (16:00 h.) a la Cebrereña, que arranca este año después de una crisis de resultados por las derrotas sufridas en las dos últimas jornadas que le han llevado a perder el liderato en la clasificación. El conjunto verdiblanco, con 28 puntos, está a cuatro del primero, Cuéllar, los mismos que tiene su inmediato rival que es tercero, por lo que una derrota supondría ceder más en relación con la cabeza. Este encuentro será arbitrado por el colegiado de Valladolid, sr. Ruiz García.
Por su parte, el Bosco de Arévalo se desplaza el sábado a las instalaciones José García de Miranda de Ebro donde le espera el Mirandés B (16:00 h.). El equipo morañego tiene que huir de los puestos bajos de la tabla, ya que con ocho puntos es penúltimo, los mismos con los que cuenta el colista. El cuadro burgalés es octavo en la clasificación con 17 puntos y llega a este partido tras haber ganado en la última jornada en El Mancho a la ‘Cebre’.