@deportesavila / Tras haber ganado en los terrenos de juego el ascenso a categoría regional por parte de su equipo B juvenil de fútbol como campeón de la competición provincial, el Polideportivo Casa Social Católica interpuso a primeros de julio un recurso ante el Tribunal del Deporte de la Junta de Castilla y León ante la negativa de la Federación de Castilla y León de Fútbol a consumar dicho ascenso en base a una normativa no vigente.


Dicho recurso aún no ha sido resuelto, pese al tiempo transcurrido y con el campeonato regional ya iniciado, del que se han celebrado dos jornadas. Sobre esta situación, la Casa Social ha emitido un comunicado que a continuación reproducimos íntegramente.
«En la temporada 2014-2015 el P. CASA SOCIAL CATÓLICA de categoría Juvenil queda campeón de la competición provincial ganando el ascenso a la categoría regional según la circular de competición de la temporada 2014-2015 y según el reglamento de la federación de Castilla y León aprobado en 2007 que se encuentra en vigor y rige las competiciones en el momento de la inscripción de los equipos en  la competición provincial en el mes de junio de 2014.

Según el Reglamento General del 2007 el equipo B no sería un equipo dependiente del A, ya que ambos compiten en la última división de la Provincial de Juveniles y por lo tanto la denominación de A, B, C, no designa a filialidades o dependencia sino simplemente nomenclatura desde la que se diferencian unos equipos y otros.

Designado desde la Delegación Provincial de Ávila la Casa Social Católica, campeón de la Primera División Provincial de Juveniles 2014-2015, como el equipo que debería ascender a la Regional Juvenil, la Federación de Castilla y León de Fútbol comunica a la Delegación Provincial la imposibilidad de consumar dicho ascenso y la necesidad de designar otro equipo “habida cuenta de que el primer clasificado en la Primera División Provincial de Juveniles es el equipo B de referido club”, de conformidad a lo establecido en el artículo 153.1.c del Reglamento General de la Federación de Castilla y León, articulo no existente en el citado reglamento en vigor del 2007, desde la delegación de Ávila se ha insistido siempre en que dicho ascenso le correspondía a nuestro club, ratificando siempre este hecho. “el artículo 153.1.c del Reglamento General (edición 2015) incompatibiliza el ascenso del equipo dependiente (B), no es menos cierto que el reglamento de aplicación y vigencia a la temporada competicional que nos ocupa es el anterior (edición 2007) y estudiados y consultados los artículos de aplicación del Reglamento Vigente, artículos 53 al 58, no imposibilita ni incompatibiliza el ascenso del equipo dependiente B”.

La Federación de Fútbol de Castilla y León a pesar de la postura de la Delegación Provincial, insta a esta a designar al segundo clasificado en la competición provincial, el Colegio Diocesanos, como el equipo con derecho al ascenso, ejerciendo este dicho derecho.

Ante la diferencia de criterios en la interpretación existente la Casa Social Católica  opta por que sea el Tribunal del Deporte de la Junta de Castilla y León el que resuelva, para lo cual a primeros del mes de Julio se presenta recurso ante dicho tribunal.

Con posterioridad, el 23 de julio, se celebra la Asamblea General de la Federación de Fútbol de Castilla y León en la que se aprueba el Plan Competicional  para la temporada 2015-2016,  con dos votos en contra, uno de ellos del representante de la Casa Social. Con fecha 31 de Julio se presentan alegaciones ante el Tribuna del Deporte de la Junta de Castilla y León, en el que se insta a dicho tribunal a la anulación del Plan Competicional aprobado en la Asamblea, y suspender su aplicación,  como medida cautelar hasta su pronunciamiento.

A día de hoy no se ha producido ninguna resolución por parte del Tribunal del Deporte de la Junta de Castilla y León, es por lo que este Polideportivo, habiéndose celebrado ya dos jornadas de la competición de la 1ª Regional Juvenil, no entiende como ante una resolución que traería consecuencia en la composición de los equipos que integrarían las diversas competiciones se puede demorar tanto.

Por otro lado la incertidumbre entre los componentes de las plantillas de los equipos juveniles, no olvidemos que son deportistas de 16 a 18 años que se está poniendo en entredicho sus logros deportivos, y que les está llevando a tomar medidas drásticas como el abandono del equipo e incluso de la actividad.

Con este comunicado solo pretendemos que se resuelva definitivamente este proceso, que entendemos que “nos lo merecemos”, a la mayor brevedad posible