Paco Cabañas se estrena como entrenador del equipo nacional femenino

Intentar subir sería un objetivo muy bonito pero los resultados van a marcar
Jugadoras de la Casa Social Católica de Segunda División femenina
Ángel G. Alameda / La Casa Social Católica de la Segunda División femenina ha comenzado este lunes la pretemporada para afrontar la campaña 2014-2015, volviendo a militar en el grupo V donde abrirá el fuego el próximo 7 de septiembre en el campo del Rayo Vallecano. El equipo estará dirigido por Francisco Cabañas que hasta ahora se encontraba a cargo del regional, sustituyendo en el banquillo a Miguel Ángel San Pedro

El nuevo técnico contará como segunda entrenadora con Peque, “bastante competente”, y como ayudante con Raquel. “Entre los tres queremos sumar y remar para que el equipo esté lo más alto posible, que es un poco el objetivo, trabajando para conseguir retos importantes”. “No hablamos de ascenso porque puede ser una utopía. Los objetivos vamos a ir marcándolos con arreglo a los resultados, partido a partido, ahora que se lleva tanto la filosofía de Cholo Simeone”. No obstante, se considera “ambicioso” y “el intentar subir sería un objetivo muy bonito pero los resultados te van a marcar”. 
Paco Cabañas
Las cinco primeras jornadas son fundamentales para saber en que parte vamos a estar. No nos gustaría pasar los apuros de la temporada pasada, creo que hay plantilla para no pasarlos. El año pasado hubo muchas lesionadas, mucha mala suerte en cuanto a resultados, iban ganando y se les volvían en contra a última hora”, señala Paco Cabañas, que considera “es un reto importante entrenar a un equipo de Segunda División nacional, una categoría muy apetecible”. “Tanto las chicas como yo estamos con una ilusión tremenda de afrontar este reto”, indica.
Según el entrenador, la competición es “fuerte” y al principio les toca jugar con equipos grandes. Una vez que pasen esos difíciles partidos “podremos calibrar nuestras posibilidades”, teniendo un calendario que le “parece muy mal” por las continuas interrupciones y por empezar el día 7 de septiembre que recorta la pretemporada, pero “es lo que la Federación marca”.
Desde el mes de junio se viene trabajando para la inminente temporada en varios aspectos, entre ellos la equipación. La plantilla está prácticamente cerrada al día de la fecha, incluida “la incorporación de siete chicas del regional para que vayan pegando el salto porque es el vivero de este equipo”. De ellas se espera que al menos dos den el salto definitivo. 
El conjunto verdinegro ha empezado su primer entrenamientos en los campos de Sancti Spíritu con 17 futbolistas y la pretensión es que la plantilla la conformen unas 20 chicas. Entre las jugadoras que han comenzado a trotar este lunes se encuentran Yoli, Valle, Bea, Marta López, Leti, María del Caso, Marta Pérez, Martita, Noe, Pau, Julia, Amelia, Patri o Elvira.
La única novedad del plantel es Isabel, una futbolista que se incorporará próximamente y que ha jugado con el Amigos del Duero en el mismo grupo en el que actúan las abulenses pero que se encuentra lesionada. También se pretende recuperar a dos jugadoras que han tenido lesiones importantes. Respecto a la temporada pasada, únicamente María González Bullón ha causado baja, dado que tiene previsto irse a Estados Unidos con una beca y jugar allí al fútbol.
El primer partido de pretemporada de la Casa Social Católica será el 27 de agosto visitando al Salamanca Fútbol Femenino de nacional, el 30 de ese mes disputará un interesante torneo en Soto del Real con la participación del Albacete, el Magerit de Madrid, el Canillas, el Dínamo de Guadalajara y el Daimiel. Serán seis equipos divididos en dos grupos de tres. Y el día 3 de septiembre se desplazarán a Valladolid para enfrentarse al San Pío. Luego habrá un par de días de concentración en Gredos.