José Antonio Garzón / Mañana muy fría en los campos de Sancti Spiritu, con algunos restos de la nevada, ahora convertidos en hielo,  aun presentes en la zona de las gradas, lo que supone un peligro para los chavales que pasan por allí con sus botas de tacos, un poquito de sal quizás no habría sido mala idea para evitar posibles resbalones y accidentes de los que luego tendríamos que arrepentirnos.

Por lo demás, buen ambiente y ganas de entrar en calor haciendo lo que a ellos más les gusta, jugar al fútbol, y a pesar de que, desde fuera de la valla, a veces no reciban el mejor ejemplo de deportividad.
iwsrcplus=»http://codenew.impresionesweb.com/r/banner_iw.php?idrotador=100986&tamano=468×60&lgid=»+((new Date()).getTime() % 2147483648) + Math.random(); document.write(«»);