José Luis Diezma: “Ocho o diez equipos del grupo VIII vamos a tener muy buen nivel”

Diezma dirige sus primeras palabras a los jugadores
Ángel G. Alameda / El Real Ávila ha comenzado esta tarde la pretemporada con muchos cambios en la plantilla. A las órdenes de nuevo de José Luis Diezma, el primer entrenamiento ha tenido lugar a partir de las siete y media en el Adolfo Suárez, donde los 14 jugadores presentes –unos firmados y otros a prueba– han empezado a sudar la camiseta para preparar el inminente partido que el sábado les medirá al Salamanca en la Copa de Castilla y León.

El conjunto encarnado dispone de ocho jugadores firmados, de los cuales siete han empezado la sesión, ausente el centrocampista segoviano Chiqui, con permiso del club. Los restantes futbolistas ya fichados y que se han ejercitado sobre el terreno de juego son los tres nuevos: el portero Pindado –que retorna al Real Ávila tras un largo periplo por diferentes equipos españoles y extranjeros–, el defensa central Bastida –procedente del Villaralbo– y el centrocampista belga Zaven Yagan; más los cuatro renovados del año anterior: los defensas Fini, Javi y Josito, y el delantero Vicente, que la pasada temporada tuvo sus minutos con ficha del desaparecido Real Ávila B, donde militaron otros dos efectivos que han empezado la pretemporada: Moreta y Víctor.
Primera carrera de la pretemporada 2012/2013
Dos jugadores se encuentran a prueba en el Real Ávila: Manu, lateral izquierdo procedente del Rayo Vallecano; y Jesús, un extremo izquierdo que viene de las categorías inferiores del Atlético de Madrid. El grupo de la primera sesión de entrenamientos se ha completado con tres juveniles, dos de la cantera encarnada: el portero Cristian –del cadete regional– y Fernando; y uno del Colegios Diocesanos, de nombre también Cristian. Del conjunto colegial se incorporará próximamente Juli. 
El trabajo en los despachos se centra en buscar más futbolistas que completen el plantel definitivo, con el mismo cuerpo técnico que la pasada campaña llevó al Real Ávila a disputar la fase de ascenso a Segunda División B: primer entrenador, José Luis Diezma; segundo entrenador, Borja Jiménez Sáez; y preparador físico, Óscar Sánchez.
Saltos para desentumecer los músculos
El objetivo de la pretemporada está puesto en llegar en condiciones dentro de cinco semanas para la primera jornada de liga en Soria ante el Numancia B. Un campeonato que será más complicado que el anterior por cuanto que las cuatro primeras plazas de playoff estarán muy reñidas, teniendo en cuenta que han descendido cuatro equipos de Segunda B como Arandina, Burgos, Palencia y Segoviana, a los que hay que añadir los tres que disputaron con el Real Ávila la fase de ascenso sin éxito: Real Valladolid B, Cultural Leonesa y Villaralbo.

“Cuando llegue agosto el mercado pondrá a los jugadores en su sitio”

José Luis Diezma repite en el banquillo del Real Ávila
Antes de comenzar la primera sesión de entrenamiento, José Luis Diezma ha comentado que a la hora de hacer el equipo “una cosa es lo que tienes pensado y otra la realidad” por motivos económicos. “Los jugadores a estas alturas de la pretemporada se creen jugadores de Segunda B y los de ésta de Segunda A. Cuando llegue finales de agosto el mercado volverá a ponerlos donde tienen que estar”, indica el técnico madrileño, que tiene “claro” el equipo que quiere hacer, un grupo “con inmensa mayoría de jóvenes para que nos permita entrenar fuertes, con ritmo”, con vistas a estar en las mejores condiciones en la segunda vuelta “como el año pasado”. “Habrá tres o cuatro jugadores de más edad que los puedan guiar por el buen camino”.
Sobre la composición del grupo VIII, Diezma estima que “es mucho más complicado”, con “equipos que han bajado que son de capital de provincia”. “Ocho o diez equipos vamos a tener un muy buen nivel”, dice. No le gusta al entrenador el que el inicio de calendario sea contra rivales fuertes, aunque “los demás equipos van a estar de forma pareja” y todos van a llegar en las mismas condiciones, “dejándonos puntos entre nosotros”. La solución: “estar fuertes en esas jornadas”.
Los jugadores escuchando atentos a Diezma
De las novedades en el primer entrenamiento, José Luis Diezma, “Pindado y Bastida ya se conocen, y en cuanto al belga Zagan es un chico muy jovencito con unas cualidades técnicas fantásticas, por el que merece la pena apostar y que siga creciendo para que podamos disfrutar de él”. “La semana próxima se incorporarán Chiqui y otros dos o tres chavales que tienen que venir de fuera y que necesitan papeleos”.

Hay que reforzar todas las líneas

El técnico del Real Ávila considera que tienen que reforzar todas las líneas, si bien en la línea defensiva hay mayor número de efectivos “lo contrario que el año pasado”. El centro del campo y la delantera han de aumentar con más futbolistas que se espera contar con ellos a lo largo de la semana.
Regreso a los entrenamientos, con Borja como 2º entrenador y Óscar de preparador físico

Cuestiones deportivas y económicas en la renovación de jugadores

Preguntado por los descartes de jugadores de la temporada pasada, Diezma ha contestado que ha tenido en cuenta “principalmente el tema deportivo” aunque también el económico ha estado presente “porque los jugadores encuentran ofertas mejores en otros sitios y se van, ante lo que no se puede hacer nada”. Otros “tienen una etapa que se termina”. “Pienso que los jugadores se quedan donde quieren jugar”, exclama. De los futbolistas que se han ido se había ofrecido renovar “a dos o tres que han optado por otra oferta que les ha parecido más interesante”. Además los jugadores se revalorizan y “ojalá el año que viene podamos estar hablando de otros cuatro o cinco que los quieren equipos de mayor categoría”, lo que significa “que algo habremos hecho bien”.
Varios aficionados se acercaron al Adolfo Suárez para ver el primer entrenamiento
En cuanto al primer partido de pretemporada contra el Salamanca, entiende el entrenador “que es una preparación, para acumular noventa minutos y ver a todos los chavales y probar como están. No nos podemos plantear nada más porque sería absurdo”.