A. Goal / El Real Ávila B sigue como líder en solitario de la liga provincial juvenil, sin derrota alguna, aunque en la quinta jornada no pasara del empate a dos en el campo del Atlético Candeleda, que en caso de haber ganado se habría colocado con los mismos puntos que los encarnados.

Y es que los candeledanos se adelantaron a los de la capital nada más sacar de centro con un gol de Javi Murru, jugador que suele ser habitual en el conjunto aficionado de provincial. La transformación de un penalti cometido por el portero local Javi Canín supuso el empate del Real Ávila B, cuya portería fue otra vez perforada, ya en el segundo tiempo a través de Álvaro Guti. En el tramo final del encuentro el conjunto visitante lograba otra vez la igualada (ver crónica en la web del Atlético Candeleda).
En el resto de encuentros, la Cebrereña se hizo con la victoria sobre la Zona Norte B, sumando su segunda victoria consecutiva, que le coloca en una estupenda segunda posición que en nada tiene que ver con el puesto de farolillo rojo que ostentó no hace mucho. El Colegios Diocesanos B cayó en Arenas ante el Deportivo por 4-2, perdiendo una gran oportunidad de colocarse en la parte alta, a dos puntos del líder, lo que hubiera puesto la liga más emocionante. Con lo justo de un gol de diferencia, 3-2, ganó el Real Ávila A al colista, El Barraco. Y el derbi fraternal entre los dos equipos de la Casa Social Católica terminó a favor del B en detrimento del C por 6-2.

Próxima jornada

No debe tener demasiadas dificultades el Real Ávila B para sumar tres puntos más que le permitan continuar encabezando la tabla, porque su rival es la Zona Norte B que hasta el momento solo ha ganado un partido. Cebrereña y Atlético Candeleda se juegan no perder la estela del líder frente a Real Ávila A y Casa Social C, respectivamente. El Deportivo Arenas se desplaza a El Barraco con la intención de no fallar, mientras que el Colegios Diocesanos B recibe a la Casa Social B, en un partido donde los dos contendientes están separados únicamente por un punto.