María Sánchez / Cara y cruz para los equipos abulenses que militan en la regional juvenil. Mientras que el Real Ávila daba cuenta por 3-0 del segoviano Quintanar Palacio, la Casa Social Católica perdía por un solitario gol (1-0) en tierras sorianas frente al San José. 

El Real Ávila tiene cada vez más fácil mantener la categoría en la que llegó a ser colista. En la vigésimo sexta jornada superó con amplitud al Quintanar, rectificando la goleada encajada la semana anterior a domicilio ante otro rival de la ciudad del acueducto como es la Gimnástica Segoviana. 
De esta forma, los encarnados sumaban su quinta victoria seguida en casa, donde no pierden desde la octava jornada, concretamente desde el 2 de noviembre del pasado año. El triunfo coloca al Real Ávila en novena posición, cinco puntos por arriba de la zona de descenso.
Por su parte, cinco jornadas sin conocer la victoria es el balance reciente de la Casa Social, unos resultados que se antojan muy negativos para un equipo que aspira a salvar la categoría y que le han llevado a ser el farolillo rojo de la clasificación, a seis puntos de la salvación.
Buscar una solución para revertir la mala racha se antoja complicado para los verdinegros, cuando restan tan sólo cuatro jornadas (12 puntos) para terminar el campeonato. Tendría que ganarlos prácticamente todos y esperar a los fallos de los que le anteceden en la tabla.
La competición se interrumpe por la Semana Santa y no volverá hasta el fin de semana del 3 y 4 de abril. Será con un derbi abulense entre la Casa Social y el Real Ávila.
iwsrcplus=»http://codenew.impresionesweb.com/r/banner_iw.php?idrotador=100986&tamano=468×60&lgid=»+((new Date()).getTime() % 2147483648) + Math.random(); document.write(«»);