Lucha en el partido entre salmantinas y abulenses por hacerse con el balón
Las jóvenes jugadoras del Real Ávila que se estrenan esta temporada en la regional femenina de fútbol, tampoco pudieron puntuar en la segunda jornada del campeonato. En el campo municipal de la población salmantina de Carbajosa de la Sagrada, en una tarde soleada y con mucho ambiente en las gradas, el equipo local superó por 5 a 1 al abulense que fue un digno rival, con mucha calidad pese a su juventud.

En la primera mitad, las charras se fueron a los vestuarios ya con un 2-0 a su favor, resultado que pudo ser más abultado en un partido de claro dominio salmantino, aunque fue el Real Ávila quien dispuso de la primera oportunidad, que se encargó de abortar la portera Araceli, muy segura durante todo el partido.
Luci adelantaría a las locales en el minuto 10 con un gran gol desde la frontal con un disparo colocado, sorprendiendo por alto a la portera del Real Ávila. Las llegadas del Carbajosa al área rival eran constantes, si bien más a través de tiros lejanos y jugadas individuales que del juego de equipo. La defensa visitante desbarató dos oportunidades de Raquel en el minuto 18, y el travesaño abulense repelió un disparo de Kenia.
Sería en el minuto 24 cuando llegase el segundo gol. Luci remató al fondo de la red abulense un balón suelto en el área. El Real Ávila intentaba reducir distancias pero la defensa local estaba muy acertada en la mayoría de los cortes impidiendo las llegadas de peligro a su portería.
En la reanudación, la presión por parte del Carbajosa nada más comenzar dio como resultado el 3-0. Un mal despeje de la portera visitante golpea en el cuerpo de Sevi consiguiendo el tercero en el minuto 49. En el 67 vendría el único gol del Real Ávila en las botas de Paula, en una gran jugada individual que llegó a marcharse hasta de tres jugadoras. Dos minutos tardaron las locales en volver a distanciarse en el marcador. Raquel Pascual lograba el 4-1 en el 69 de tiro raso pegado al poste, a la salida de un regate.
Apenas siete minutos para los 90, llegaría el gol olímpico del partido, obra de Kenia y que sería el 5-1, desde el mismo saque de esquina, haciendo imposible la estirada de la portera abulense. Las llegadas del Carbajosa de la Sagrada siguieron sucediéndose, destacando una de Cristina, que hizo que el balón se paseara por delante de la línea de la portería del rival, tras jugada individual.