El Salas cayó derrotado por la mínima en su visita al campo del Bosco de Árevalo que, tras un encuentro deslucido, sumó los tres puntos. El de ayer no fue un choque vistoso, pero lo cierto es que los locales merecieron el triunfo tras haber dispuesto de más y mejores ocasiones que su rival, sobre todo en la segunda mitad. El Bosco sumaba así una sufrida pero merecida victoria que pone fin a su mala racha de resultados.

El partido se inició sin un dueño claro, con los dos equipos muy centrados en labores defensivas, que desbarataban las escasas incursiones de los delanteros, siendo los saques de esquina el mayor peligro que llegaba para los porteros. Transcurrían los minutos sin que las ocasiones de gol llegasen, y no fue hasta la media hora cuando el choque comenzó a animarse. 
En el minuto 30 llegaría la primera ocasión clara del encuentro, fue para los locales, en una bonita jugada de Hugo por la derecha, centra muy bien al área e Isma cabecea desviado. A partir de aquí, en el último tramo de la primera parte, el Bosco de Árevalo se hacía con el control del partido y se lanzaba en busca de la portería rival. En el 38 era Rubén, en posición forzada, quién remataba fuera tras un buen centro de Queco. Así se llegaba a descanso con cero a cero en el marcador y un ligero dominio del conjunto local frente a un Salas que prefería esperar atrás y buscar sus ocasiones al contragolpe, aunque lo cierto es que estas no llegaron.
En el segundo tiempo el Bosco intensificó su dominio y suyas fueron prácticamente todas las ocasiones. Los locales, muy necesitados, saltaron en tromba al terreno de juego tras el paso por vestuarios y encerraron al Salas en su área. Así, en el 53, Queco mete un buen balón en el corazón del área que no encuentra rematador. En el 56 era Rubén quién pasaba a Queco, que remataba desviado cuando ya se cantaba el gol en las gradas. 
La primera ocasión clara del Salas no llegó hasta el minuto 65, cuando Queco probaba suerte con un buen disparo que detenía el guardameta local, no sin apuros. Pero esta incursión visitante fue solo un espejismo y lo que iba a llegar poco después era el gol del Bosco de Árevalo cuando en el minuto 68, en una jugada de tiralíneas, Jorge da un pase interior a Rubén, éste se interna en el área y da el pase de la muerte para que Queco solo tenga que empujar el balón al fondo de las mallas. 
El gol hacía justicia a la mayor insistencia de los locales, aunque a partir de ese momento el Salas intentó empatar estirando sus líneas. Pero los visitantes mostraban una clara falta de ideas ofensivas y una y otra vez se estrelllaban ante la bien plantada zaga de un Bosco que optó por intentar amarrar los tres puntos. Así las cosas, el Salas sólo conseguía generar cierto peligro bombeando balones al área que apenas suponían peligro para la defensa local. Al final, parecía que el encuentro se complicaba para los locales con la expulsión de Hugo. El Salas intensificó entonces su dominio, pero sin transformarlo en ocasiones.
Al final, 1-0 y tres puntos para un Bosco que tuvo las ideas más claras desde el inicio del choque. 
Ficha técnica:
1 CD. Bosco de Arévalo: Nica, Gustavo, Javier, Carlos, Isma (Valero, 67´), Rubén (Sergio M., 88´), Queco (Piru, 72´), Diego, Hugo, Jorge, Garzón.
0 Pvo. Salas: Daniel, Miguel de la Hoya, Ricardo, Álvaro, Jairo, Diego Briones, Diego Vicente (Sergey, 75´), Carlos (Alberto, 77´), Samuel (Daniel, 61´), Alejandro, Julián.
Gol: 1-0 (68´) Queco.
Árbitro: Gallego Hernández (colegio salmantino). Amarilla a Queco, Hugo (2A, 85´), Javier; Diego Briones, Ricardo, Alberto.
Campo: Colegio Salesianos Árevalo. 120 espectadores.
Fuente: Área 11