El Milan Academy recibe a la Arandina, mientras que Casa Social y Real Ávila se desplazan

El enésimo derbi entre equipos abulenses de la regional juvenil tendrá lugar este sábado y medirá al Colegios Diocesanos con el Bosco de Arévalo. Dos escuadras que llegan en diferente situación. Mientras el ‘Dioce’ es cuarto y no ha perdido aún ningún encuentro, el Bosco es decimocuarto y todavía no sabe lo que es ganar. La moneda debe caer del lado diocesano si nos atenemos a la clasificación por el puesto que ocupa cada uno en la tabla.

Las circunstancias hacen que sea la escuadra capitalina la favorita para alcanzar el triunfo, aunque la acuciante necesidad con la que afrontan los salesianos el choque hace que el pronóstico sea incierto. En el banquillo arevalense no podrá sentarse su entrenador por estar sancionado por dos partidos. Tampoco podrá saltar al terreno de juego el morañego Sanchi, castigado por el mismo período. El partido será a las 16 horas en Sancti Spíritu.

Dos horas más tarde y en el mismo lugar, el Milan Academy intentará continuar con su excelente comienzo de liga y lo hará recibiendo a la Arandina, quinto clasificado, que está siendo como el Guadiana. Tras ganar las dos primeras jornadas, perdió en las dos siguientes y se llevó el triunfo en las dos últimas.

El más madrugador de los equipos abulenses en la jornada sabatina será el Real Ávila que visita a las 15:30 al Calasanz. Un duelo totalmente desnivelado entre los sorianos que son primeros y los abulenses que son segundos pero por la cola. Los de Luis Cuenca únicamente conocen la derrota en contraposición con su rival que todavía no ha perdido ningún encuentro, con pleno de 5 victorias. Empezar a puntuar esta misma semana, es una meta harto difícil para los encarnados.

Después de no haber perdido ningún partido como visitante, la Casa Social afronta una nueva salida donde será complicado confirmar su buena trayectoria fuera. Sin su portero Roberto, castigado con un partido, en los campos burgaleses de Pallafría juega en la mañana del domingo 31 (11:30 horas) ante el Burgos Promesas 2000, que es uno de los más serios candidatos a proclamarse campeón. No en vano es segundo, encontrándose invicto. La lógica y el madrugón que tendrán pegarse los verdinegros se decanta porque los puntos se queden del lado del anfitrión.