Estado actual del campo de Sancti Spíritu, con el césped artificial levantado en todo el terreno de juego
@deportesavila / La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Ávila ha aprobado por unanimidad el proyecto y el pliego de cláusulas económico-administrativas y prescripciones técnicas para la adjudicación a la oferta más ventajosa del contrato de ejecución de obras de sustitución del césped artificial de uno de los campos de fútbol de las instalaciones de Sancti Spíritu. El tipo de licitación es de 132.230,55 euros, más el 21% de IVA (27.768,41 €), lo que supone un total de 159.998,96 euros.

El campo de fútbol en el que se procederá a la sustitución del césped artificial es en el que habitualmente se disputan partidos de competición oficiales de fútbol 11, con unas dimensiones de 110 metros de largo por 65 de ancho. Las malas condiciones en que se encuentra el campo han hecho que el equipo de gobierno municipal considerase necesario realizar de forma prioritaria las obras necesarias “para poder dar uso al campo de cara a la próxima temporada y poder llevar a cabo todo tipo de competiciones oficiales de todas las categorías según establece la FIFA”.
Uno de los beneficiarios de la sustitución del maltrecho césped artificial será el Colegios Diocesanos, que de otra manera hubiera tenido dificultades para poder disputar los partidos de su equipo juvenil en la División de Honor, a la que ha ascendido este año, así como el conjunto de aficionados colegial, nuevo en categoría regional tras subir desde la provincial.
En el informe técnico que se ha dado a conocer en la Junta de Gobierno Local el campo “se encuentra en un estado de deterioro muy avanzado, con una gran pérdida del pelo del césped y con grandes zonas sin carga de arena y caucho, presentando roturas en el backing lo que conllevará a corto plazo a producir desperfectos en la base elástica y, por tanto, desniveles y baches, que acabarán provocando accidentes y lesiones en los deportistas”.
Las actuaciones que se van a llevar a cabo en el campo de Sancti Spíritu son: 
1.- Retirada y almacenaje para su posterior colocación de material y equipamiento deportivo existente en el campo necesario para ejecutar las actuaciones (porterías, vallas, gradas, elementos del sistema de riego automático, etc.) 
2.- Desmontaje del césped artificial existente para su retirada y traslado a vertedero. 
3.- Separación, clasificación y almacenaje del lastre (arena y caucho) existente para su posterior reutilización. 
4.- Reparación de base elástica. 
5.- Suministro e instalación de césped artificial que tendrá como mínimo las condiciones técnicas que figuran en el proyecto. 
6.- Marcaje de líneas de fútbol 11 y fútbol 7 en el mismo material color blanco y amarillo cumpliendo la reglamentación. 
7.- Aporte de la carga necesaria (arena y caucho) para la correcta colocación del nuevo césped artificial. 
8.- Recolocación y montaje del material y equipamiento deportivo almacenado. 
La contratación se va a realizar entre empresas del sector por “la carestía de medios adecuados y suficientes para hacer frente a su ejecución”, teniendo en cuenta dos criterios: uno referido “al plan de mantenimiento del campo” y otro relativo “al parámetro económico con el fin de conseguir una eventual minoración de costes”, de modo que “la selección del contratista será el de obtención de la oferta más ventajosa”.