Dos jugadas a balón parado acabaron dando el triunfo al Estructuras Tino ante un Bosco de Arévalo que no encontró nunca el juego adecuado que contrarrestara el mayor poderío físico de los burgaleses. 

La verdad es que el partido comenzó con una ocasión muy clara de gol para el Bosco, minuto 4, en una jugada de Patón, que controla con el pecho y mete en profundidad un buen pase a Keko, que se queda solo mano a mano con el portero, sacando muy bien este último con el pie el remate del delantero. En la jugada siguiente, eran los burgaleses quienes probaban suerte, pero Díez enviaba fuera un balón cuando por su banda derecha se encontraba con Nica. Eran unos prolegómenos que apuntaban mucho, pero que no tendrían continuidad en el resto del partido.
A partir de aquí el partido fue decayendo un poco por la falta de juego de ambos equipos. Por un lado el Bosco no encontraba su fútbol de toque y en el otro bando el Estructuras Tino daba mayor importancia a la contundencia que al control del balón, por lo que las ocasiones de gol brillaban por su ausencia.
Fue en el minuto 11 cuando un córner centrado por Sergio Díez era rematado de cabeza por Gonzalo, que pone el balón de forma magistral en la escuadra izquierda de la portería de Nica. Era el 0-1, que abría el partido para los visitantes y obligaba mucho más al Bosco, en otro partido que también se le ponía en contra a los locales.
Con el gol a favor y sin un dueño claro del partido, el equipo burgalés se dedicó a cortar los escasos ataques del Bosco de Arévalo y a imponer su buen posicionamiento en el campo y su mejor condición física para desarticular los escasos ataques locales. Los porteros se convertían en meros espectadores del choque y la siguiente acción con cierto peligro no llegaría hasta los cuarenta minutos de partido, cuando Patón remataba de cabeza una falta sacada por Keko que se marchó por la izquierda de la meta del portero visitante, poniendo fin a una primera parte de poco fútbol donde solo se pudo reseñar las dos jugadas iniciales y el gol.
La segunda parte comenzó con un Estructuras Tino que saltó al campo decidido a sentenciar el encuentro cuanto antes y que ya en los primeros compases dispuso de una ocasión inmejorable para firmar el 0-2. obligando al portero local Nica a lucirse ante un remate de cabeza Medrano. La ocasión llegaba tras una falta muy bien puesta por Sergio Díezen el minuto 51 y prometía emoción, pero fue solo un espejismo. Aunque cinco minutos más tarde eran los locales quienes probaban suerte en una jugada de Isma sobre Patón, poniéndole un buen balón en el área, que este se deja atrás, perdiendo una clara oportunidad para haber firmado el empate. 
El Bosco trataba de estirarse, pero el Burgos se defendía con mucha solvencia y una y otra vez desbarataba los intentos del conjunto local. En el minuto 71, una falta desde unos diez metros por delante del centro del campo es sacada por Sergio, Nica calcula mal y la pelota le pasa por encima, golpeando en su palo izquierdo, con tan mala suerte que en el rebote el balón le golpea y se introduce en la portería haciendo el 0-2.
A partir de aquí el Bosco con más corazón que cabeza, lo intentó, pero se estrelló siempre con la sólida defensa burgalesa y con un equipo que supo manejar su ventaja, sin dar opciones a un Bosco que otra vez ve como se escapan los puntos de su campo. 
Ficha técnica:
0 CD. Bosco de Arévalo: Nica, Gustavo, Carlitos, Isma (Benítez, 64´), Atón, Keko, Raúl, Diego (Sergio, 60´), Bosco, Hugo, Jorge. 
2 CD. Estructuras Tino: Jaime, Burgos, Sergio, Medrano, Gonzalo, Díez, Iván, Omar (David, 61´), Óscar (Rubén, 85´), Javier, David López (Héctor, 78´). 
Goles: 0-1 (17´) Gonzalo Arroyo. 0-2 (71´) Sergio. 
Árbitro: Del Rey González (Colegio salmantino). Tarjetas amarillas a Diego, Raúl, Benítez, Keko; Omar 
Campo: Colegios Salesianos de Arevalo. 70 espectadores
Fuente: Área 11