El Real Ávila es derrotado 1-2 por La Bañeza y consuma el descenso a regional

Los jugadores se retiran cabizbajos y llorando al acabar el partido
Ángel G. Alameda / Treinta y cuatro años después de su última comparecencia en categoría regional, el Real Ávila ha vuelto a ella al perder con La Bañeza en la penúltima jornada y consumar matemáticamente el descenso desde la Tercera División. Se pone fin a una nefasta campaña en la que salió a competir el equipo a última hora, sin hacer pretemporada, con dos cambios de entrenador y un carrusel de entradas y salidas en la plantilla que han tenido un triste epílogo con la pérdida de categoría.

Dicen que el que mal empieza, mal acaba. Es lo que le ha ocurrido este año al Real Ávila que dice adiós a la competición nacional, con 11 temporadas en Segunda División B y 23 en Tercera División, donde fue campeón en 2001/2002, ascendiendo a la división de bronce en tres ocasiones. En las últimas doce temporadas que ha jugado en Tercera, disputó en siete de ellas el playoff de ascenso.
Último once del Real Ávila en Tercera División en el Adolfo Suárez
Pero todo lo anterior ya es historia y queda a un lado después de haber vivido los aficionados este sábado un duro descenso que envía a las tinieblas al histórico Real Ávila, afectado también por un largo y aún no resuelto del todo concurso de acreedores. Su futuro queda en el aire y esperemos que de las cenizas pueda resurgir y volver a la categoría que realmente merece.
En cuanto al partido frente a La Bañeza, la primera parte fue de dominio sin peligro del Real Ávila, que marcaría al inicio del segundo tiempo para después remontar el conjunto visitante que supo sacar provecho del nerviosismo y la precipitación local.
Nata, autor del gol del Real Ávila
Comenzó el choque con un disparo desde lejos de Josito -que sustituía al sancionado José Mari- ajustado al poste izquierdo de la portería defendida por Sánchez. Hasta el descanso, los encarnados apenas inquietaron y sólo se puede reseñar un remate de cabeza de Nata en el minuto 12 que salió fuera, otro cabezazo de Marco en el 14, un disparo de Álex en el 20, así como un tiro lejano del capitán Josito cuando se había cumplido el minuto 45.
En la segunda parte, la velocidad de crucero aumentó por momentos. Tras la salida de vestuarios, el Real Ávila buscaba el gol y lo alcanzó a los tres minutos de la reanudación. Una jugada rápida por la izquierda terminaba con un disparo por bajo de Nata que entraba en la portería de La Bañeza. El camino de la victoria encarnada se había encarrilado y ahora quedaba esperar, aguantar al contrario y si fuera posible sentenciar.
Kilian y Vitolo
Sin embargo, lejos de estabilizarse sobre el campo, los de Juanito se resquebrajaron y dejaron jugar al equipo bañezano que a la contra se mostraba muy peligroso. El meta local Iparraguirre salvaba un gol en el 52 a los pies de Ivanín. A continuación era Diego el que tenía la mala fortuna que Marco se pusiera en su camino y le pegase el disparo envenenado del futbolista leonés. Un error de Iparraguirre estuvo a punto de costarle caro al Real Ávila pero por fortuna no pasó a mayores. En este tiempo, en el bando abulense únicamente Bruju disparaba en el 56 y ponía la pelota pegada al poste izquierdo.
Tal y como transcurría el desarrollo del juego se estaba más cerca del empate que del segundo gol abulense. Y es lo que pasó cuando un disparo de Fran provocaba la igualada a uno. Un mazazo para las filas encarnadas del que no supieron reaccionar y el segundo de La Bañeza estuvo a punto de llegar en un mano a mano de Varó con Iparraguirre que le quitó el balón al contrario. En los últimos minutos vino el 1-2 en un craso error de la defensa local para que Diego, libre de marca y en la raya de gol, empujase el esférico dentro de los tres palos.
Juan Rodríguez: “Hoy es un día muy duro
Al finalizar el partido comparecía el entrenador del Real Ávila muy abatido, consciente de que sabían “de la importancia del partido”, donde había que ponerse por delante, “pero una vez más volvimos a pagar muy caros los errores”.
Disparo de Bruju sobre la portería bañezana
Andrés Llorián: “El gol del empate nos ha pesado mucho
El lateral izquierdo del Real Ávila, que se encontraba igualmente muy afectado, declaraba que habían “salido muy fuertes, peleando, luchando, sabiendo lo que nos jugábamos, pero quizá la última media hora hemos perdido fuelle, y el gol del empate nos ha pesado mucho y nos han metido el segundo que ya ha sido definitivo”. “Ha sido una temporada difícil desde el principio. Muchos cambios en el banquillo y en el vestuario. La falta de tiempo nos ha condenado y esta ha sido la tónica de toda la campaña”.
Luis Alberto Carnicero: “El Real Ávila se puso nervioso
El entrenador de La Bañeza cree que “la primera parte el Ávila ha sido superior, ha tenido el peso del partido y se ha podido ir con ventaja en el descanso”. “En la segunda parte se adelantaron, tuvimos la suerte de empatar, se pusieron nerviosos y la grada tampoco les ayudó”.
Los aficionados esperan la retirada de los jugadores a los vestuarios
Ficha técnica:
1 Real Ávila: Iparraguirre, Josito, Llorián, Edu Cruz, Kilian, Marco, Dela, Vitolo (Dani Cintrano, m. 63), Nata, Álex Rabadán y Bruju (Zaka, m. 71)
2 La Bañeza: Sánchez, Sergio, Miguel, Fran, Agus, Mateo, Ivanín (Ramón, m. 72), Diego, Varó, Rober (Richi, m. 85), e Iván Bueno (Matos,m . 76).
Goles: 1-0 (Nata, . 48), 1-1 (Fran, m. 62), 1-2 (Diego, m. 83).
Árbitro: Marcos Sánchez Polo (Salamanca), asistido en las bandas por José Francisco Arroyo Garzón e Iván Pablo Gómez. Mostró tarjetas amarillas a los locales Josito y Bruju; y a los visitantes Rober, Mateo y Diego, así como al ocupante del banquillo bañezano Diego Flórez.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo séptima jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en el estadio Adolfo Suárez, con asistencia de unos 350 espectadores.