López Manrique / Federico Carrera Salvador (MTB Piedrahíta) en la ruta larga y David Blázquez Cabeza (Villarejo del Valle MTB) en la corta, fueron los ganadores de la cuarta edición del Desafío Solidario MTB Mengamuñoz, que lograron acabar un total 122 corredores, 79 en la distancia larga y 43 en la corta.

La cita resultó todo un reto para los bikers, que tuvieron que afrontar un trazado exigente de alta montaña en la zona de La Serrota, sobre un recorrido con subidas y bajadas por senderos y veredas que cruzaron los términos municipales de Cepeda de la Mora y Narros del Puerto. La novedad en esta edición fue un tramo de vereda junto al río Eulaque.

Dos fueron las distancias establecidas por la organización. El Desafío Cinturón, con 25 kilómetros y 600 metros de desnivel positivo, con una máxima altura de 1.520 metros y una mínima de 1.150. Y el Desafío Gladiador, con 39 kilómetros y 1.100 metros de desnivel positivo, con alturas entre 1.850 y 1.150 metros. Su atractivo principal radicaba en la subida por la calzada romana hasta las faldas de La Serrota, y la bajada desde el Risco del Águila hasta el pueblo de Mengamuñoz.

Como se ha dicho, en la ruta larga entraba en primera posición en la meta Federico Carrera, quien empleó un tiempo de 1:44:39, con una amplia ventaja de 12’38” sobre el segundo clasificado, Víctor González del Pozo (Avibike), completando el podio de la misma César Moreno García (Tubular Bikes), a 14’06”. La única fémina que finalizaba era Nuria Díaz Viñegra (Tubular Bikes), en el puesto 66º, registrando un crono de 3:22:48.

Por lo que respecta a la ruta corta, se impuso el mencionado David Blázquez en 1:16:59, llegando segundo Ramiro García, a 5’02”, y tercero Sergio García, a 6’05”. Dos fueron las chicas que concluyeron. En la posición 15ª lo hacía Emma Martín Jiménez en 2:00:17 y en la 34ª Daniela Maroto en 2:22:54.

Como su propio nombre indica, la prueba tuvo carácter solidario a favor de AFERD (Asociación de Apoyo a las Familias con Enfermedades Raras y sin Diagnosticar). El Ayuntamiento de Mengamuñoz, organizador del Desafío, contó con el apoyo de sus vecinos, que se volcaron en el evento, así como de voluntarios de Protección Civil y ARPA, además de más de un centenar de colaboradores, con mención especial a las asociaciones que han sido beneficiarias en ediciones anteriores y que año tras año siguen ayudando y apoyando, Tan Alta como un Ciprés, Aspace y Faema.