Ángel G. Alameda / Antes llamado derbi y ahora denominado ‘El Clásico de Castilla’. Y no es para menos porque los enfrentamientos entre el Real Ávila y la Gimnástica Segoviana siempre han sido partidos intensos entre dos eternos rivales. Tras un año de parón por jugar los azulgranas en Segunda B, vuelve esta confrontación entre vecinos y lo hace en un buen momento de los dos contendientes.

No es un encuentro más, sobre todo porque se miden el segundo y colíder con la Arandina, Real Ávila, que lo ha ganado todo en las cinco jornadas celebradas, y el tercer clasificado, Segoviana, invicto pero con cuatro puntos menos, por lo que cualquiera que sea el resultado, los encarnados continuarán por delante en la clasificación después del choque. En el aspecto goleador los dos equipos se encuentran igualados, ambos llevan once a favor y dos en contra.

Jonathan Prado: “Queremos romper la racha y dar continuidad al pleno de victorias

El entrenador del Real Ávila es consciente de que “estamos hablando de un clásico”, un partido “diferente” a otros y así “nos lo han comentado a la gente que hemos llegado al club”. “Para nosotros es una motivación. Hace diez temporadas que no se gana allí y desde entonces se ha salido derrotado por la mínima, lo que habla de la igualdad que suele suceder. Nosotros queremos romper la racha y darle continuidad al pleno de victorias que llevamos hasta ahora”, comenta el técnico.

El equipo abulense irá a La Albuera a por su sexta victoria y para ganar “hay que estar muy concentrados. La gente que salga desde el banquillo va a tener que aportar mucho más que los jugadores que estén en el campo”, advierte el míster del Real Ávila, para quien el encuentro “debería decidirse en el último tramo.

Acerca del modelo de juego de la Segoviana, Prado informa que “tratan de ser asociativos, con mucha acumulación de jugadores al último tercio de campo. Buscan generar ocasiones con individualidades y con el juego colectivo. Defensivamente intentan apretar en situaciones de pérdida”. “Hemos trabajado durante la semana, tanto para neutralizar aspectos ofensivos como para combatir los defensivos”, relata.

El partido se presenta temprano en el calendario, en la sexta jornada. Prado cree que eso no influirá porque los dos equipos llegan bien a la cita. “Cuando empiece a rodar el balón tenemos claro que va a haber mucha igualdad”. La ansiedad de la Gimnástica al jugar en casa cree que les puede afectar si el partido llega igualado en el último tramo.

El entrenador del Real Ávila se muestra “encantado” de que pueda haber un desplazamiento masivo de seguidores encarnados, a los que pretende dar una victoria al final del choque, que supondría el mejor arranque abulense de la historia en Tercera División.

Manu González: “Brindar espectáculo y llevarnos la victoria

El sensacional estado de forma de los visitantes preocupa en la ciudad del acueducto. Hace ya mucho tiempo que los abulenses no se desplazan a La Albuera como favoritos para derrotar a los anfitriones, aunque no podrán fiarse de los de Manu González que esperan “ganar el sábado”, pese a que “este partido no va a decidir nada”. “Estamos terceros, invictos, y no se acaba el mundo si llega una derrota”, advierte el técnico gimnástico, quien prefiere “llegar a las últimas siete u ocho jornadas vivos para cualquier opción”. No obstante, el técnico resalta el ambiente del derbi “en la prensa y en los aficionados, que tienen ganas de este partido y solo esperamos brindar espectáculo y llevarnos la victoria”.

Sobre el Real Ávila indica el entrenador de la ‘Sego’ que “ha empezado muy bien. En casa se ha mostrado fuerte y ha ganado a equipos como el Tordesillas, La Virgen del Camino o el Zamora. Le está viniendo todo de cara, pero por el buen trabajo que lleva encima. Se ha reforzado este verano y arriba tienen jugadores que marcan la diferencia”. “Me imaginaba un inicio del Ávila así”, concluye.

González, que al igual que Prado vivirá su primer ‘clásico’, recupera al delantero Kike, teniendo las ausencias de Agus y Quino, recuperándose ambos de lesiones. En las filas abulenses seguirán siendo bajas el operado Facundo Pezza y Sergio Mayorga.

El Ávila jugó con la segunda equipación de la ‘Sego’ en su última victoria

El último ‘clásico’ en La Albuera se jugó hace dos temporadas. Entonces ganó la Segoviana por 1-0, gol de Kike. Fue uno de los 109 partidos que ha tenido enfrente al Real Ávila, de los que 54 fueron en Segovia, la mitad en el desaparecido campo de El Peñascal.

La racha encarnada en el campo gimnástico en partidos de liga ha sido mala desde hace nueve años. El último triunfo que allí se cosechó se produjo el 3 de mayo de 2009, siendo entrenador José ‘Chino’ Zapatera. Entonces ganó el Real Ávila por 0-2, con goles de Jaime y Txorro, saliendo además en el once inicial Félix, José María, Rui, Carmelo, Dela, Raúl, Piru, Salva y Gustavo. El equipo abulense tuvo que actuar con la segunda equipación de la Segoviana al no permitir el árbitro que jugase con su habitual uniformidad encarnada que era la única que había llevado.

GIMNÁSTICA SEGOVIANA – REAL ÁVILA

Sábado 29 de septiembre de 2018

Hora: 18,00

Campo: La Albuera

Árbitro: Diego Calvo Antolín (Palencia)

Asistentes: Sergio de los Bueis Villa y César García de la Mata