@deportesavila / El equipo Sanse Racing Team regresó el último fin de semana al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto y al Supercampeonato de España de Rallyes, con motivo de la última cita del año: Madrid.

Una prueba a la que la dupla abulense acudía con el Fiesta N5 de RV Racing con la escudería UCAV Racing, quien además aportó dos ingenieros para la asistencia, pero las cosas no salieron como esperaban.

El fin de semana comenzaba para Alberto San Segundo y Eva Navas en las montañas del norte de Madrid, donde la meteorología dejaba un asfalto muy complicado y muy poca visibilidad, condiciones en las que lograban salir airosos. A pesar de sufrir algún susto por la falta de agarre, la pareja de Ávila conseguía meter el Fiesta entre los quince primeros en la general, finalizando el primer bucle en la séptima posición de la categoría N5.

Tiempos muy similares a los que marcaban en la segunda pasada por La Puebla y El Berrueco para cerrar el día en el Circuito del Jarama, donde mejoraron su ritmo alzándose con el décimo segundo mejor tiempo, escalando hasta la quinta posición en su categoría.

El sábado las cosas se complicaban para Sanse con un error en la monta de neumáticos en el Jarama, lo que les llevaba a cometer varios trompos en la pasada en sentido inverso mientras que en el primer paso por el recorrido mixto la caja de cambios les dejaba fuera de carrera.

“A pesar del abandono, nos vamos muy contentos de Madrid. Nos quedamos con los tiempos que estábamos marcando y demostrando que podíamos estar entre los cinco primeros de la categoría N5 e incluso acabamos el viernes entre los trece primeros de la general, habiendo una de las mejores listas del año en el Nacional de Asfalto. El viernes fue complicado por la lluvia y la niebla pero estuvimos en la lucha y el sábado se nos juntó la mala elección de las gomas y los primeros fallos de la caja de cambios, y ya en el segundo tramo paramos para limitar los daños cuando no entraban dos marchas. Cerramos aquí una temporada que ha sido complicada y que no habría sido posible sin el apoyo de los patrocinadores, que han seguido con nosotros en las buenas y sobretodo en las malas. ¡Gracias!”, comenta el piloto Alberto San Segundo.