@deportesavila / Primer compromiso de 2020 para el Real Ávila, con el que finaliza la primera vuelta en el Grupo VIII de Tercera División. Los de Jonathan Prado se desplazan hasta el campo del Burgos Promesas 2000, el equipo revelación esta campaña, en la que será la vigésima jornada de liga. Se enfrentan el segundo clasificado y el noveno, separados en la tabla clasificatoria por nada menos que 13 puntos.

Los encarnados llegan a la cita con la moral elevada tras su victoria en el clásico sobre la Gimnástica Segoviana. Lo harán frente a un rival muy difícil de batir, que perdió su primer partido de la temporada la pasada semana en Astorga por un solitario gol, jugando con uno menos durante más de media hora. Dejaba así al Zamora como el único invicto de la competición.

En casa, los burgaleses solo han cedido dos empates. El primero fue ante el líder zamorano (1-1) y el segundo en su duelo con el Almazán (2-2). Como locales acreditan siete triunfos, siendo el segundo equipo menos goleado, con 11 tantos encajados en 19 partidos. Su máximo goleador es Asier Barahona, autor de 7 dianas, futbolista con experiencia en equipos como el Mirandés y la Arandina.

Por lo que se refiere al Real Ávila, en sus desplazamientos ha sido capaz de puntuar tan solo en cuatro ocasiones -todas contra conjuntos de León-, con dos victorias (Bembibre y La Bañeza) y dos empates (La Virgen del Camino y Júpiter Leonés). Tiene pendiente de acabar el choque aplazado en Almazán, donde a falta de 31 minutos vencía por 0-3. Tras haber caído derrotado en sus viajes en cuatro partidos, son ocho puntos sobre 24 posibles los que los abulenses han podido sumar fuera.

A buen seguro que los jugadores visitantes querrán mejorar sus estadísticas a domicilio para poder acercarse al objetivo de finalizar la primera vuelta más cerca de las cuatro primera plazas. Jonathan Prado entiende que ha sido muy importante como se produjo la victoria ante la Segoviana. “A nivel anímico ha sido un paso muy importante y ahora hay que reafirmarlo”, en el primero de los dos encuentros que va a jugar fuera de forma consecutiva en la capital burgalesa. “Necesitamos regularidad para poder ganar partidos”, afirma.

A Prado no le sorprende la buena temporada del Burgos Promesas

La buena campaña que está realizando el Burgos Promesas no le sorprende al técnico encarnado “por el presupuesto que está manejando, detrás del Zamora el segundo o el tercero del grupo”. Un equipo que ha dejado ser de cantera, ahora con “gente de fuera, con jugadores contrastados en Tercera”, y que tiene la intención de reforzarse con un mínimo de dos futbolistas.

Respecto cómo juega el inmediato rival, el entrenador del Real Ávila opina que “viven del error del equipo contrario y de las pérdidas de balón, que le generan contraataques de muchísima velocidad y pegada arriba. En las acciones a balón parado están haciendo mucho daño, en saques de falta, de banda y en penaltis”.

Los números de anteriores enfrentamientos en Burgos reflejan que el Real Ávila no ha perdido en sus visitas al Promesas, con tres empates y un triunfo. La pasada temporada arrancaron un empate a cero.

Mientras que el Real Ávila no podrá contar con Rubén Ramiro, Diego Ortiz y Cristo, recuperándose de sus lesiones y que según Prado serían los mejores fichajes” del mercado de invierno, en la plantilla del Burgos Promesas que entrena Carlos Aguilera será baja el centrocampista Mota, sancionado con un partido tras recibir dos cartulinas amarillas en el partido con el Atlético Astorga.

BURGOS PROMESAS UNIVERSIDAD ISABEL I - REAL ÁVILA
Sábado 4 de enero de 2020
Hora: 16,00
Campo: Ciudad Deportiva Castañares nº 2
Árbitro: Jorge Ruiz Aguado (Palencia)
Asistentes: Sergio de los Bueis Villa y Roberto Morán Varona