Ángel G. Alameda / El Real Ávila afronta su quinto partido liguero de la temporada contra el Numancia B, después de haber descansado en la jornada anterior. Su rival es el segundo clasificado, invicto, y que llegará tras encadenar cuatro triunfos consecutivos en los que únicamente ha encajado un gol.

Habiendo sumado cinco puntos de doce posibles, el arranque de la plantilla encarnada no ha sido el mejor y el equipo dirigido por Jonathan Prado está obligado a ganar porque los resultados han sido poco favorables y ya son seis puntos los que le separan de la zona de play off, demasiada distancia cuando no ha hecho más que empezar la competición.

En los cuatro partidos que ha disputado esta temporada, el equipo abulense ha ganado uno -al Becerril (1-0)-, empatado dos -con el Real Burgos (1-1) y Júpiter Leonés (1-1)- y ha caído en uno -en Astorga (4-2)-. Se encuentra decimocuarto en la tabla, con 5 goles a favor y 6 en contra. Sin embargo, hay que mirar con optimismo el compromiso con el filial del Numancia, un conjunto fuerte en el Grupo VIII, con cuatro victorias y un empate, siendo además el más goleador, anotando 13 tantos, y recibiendo tan solo 2.

Jonathan Prado se ha mostrado “contento con la semana de trabajo” después de la jornada de descanso.  Para el entrenador del Real Ávila el inmediato compromiso “es un partido interesante por jugar con un equipo de arriba, con jugadores de mucha calidad, que va a proponer jugar más abierto”. Quiere que su equipo sea el primero en cortar la dinámica positiva de lo sorianos.

Si queremos sumar de tres en tres”, explica el técnico, entiende que deben mejorar cerrar los partidos como ocurrió ante el Becerril. Es consciente de los desajustes ocurridos en Astorga y que la táctica de 4-4-2 no resultó en La Eragudina, “sobre todo según iba avanzando el partido porque los primeros quince minutos hicimos mucho daño. Ofensivamente nos faltó pausa cuando íbamos ganando 0-1. Si salimos rápido, luego hay que volver rápido”. “Hemos corregido bastante los patrones de los goles en la transición de repliegue”, pero hay que parar determinadas acciones que acontecen a lo largo de los noventa minutos, asegura.

El rival

El Numancia B que entrena Pablo Ayuso se ha reforzado con futbolistas con experiencia como el defensa De Frutos (Arandina), los centrocampistas De la Mata (Segoviana) y Conejo (Atlético Tordesillas) y los delanteros Herrera (Real Valladolid B) y Alí (Logroñés Promesas). Esta misma semana ha incorporado a dos jóvenes promesas internacionales sub-20 con Mauritania, Sidi y Abdou, que juegan de extremo y mediocentro defensivo, respectivamente. Su máximo goleador es el centrocampista Equiza, autor de cuatro tantos.

El pasado año, el Real Ávila le ganó al Numancia B en el Adolfo Suárez en la tercera jornada por 2-0, con goles de Javi de Mesa y Sergio Ramos. En Soria, los abulenses cayeron derrotados por 3-0.

Aunque el descanso ha venido bien, el parón del Real Ávila en la competición no ha servido para recuperar a los lesionados. El entrenador encarnado ha informado que al menos no estarán disponibles los lesionados Peli y Mayorga.

REAL ÁVILA - NUMANCIA B
Domingo 22 de septiembre de 2019
Hora: 17,00
Campo: Estadio Adolfo Suárez
Árbitro: Alejandro Valle Vicente Franqueira
Asistentes: Juan Manuel Pedrón Alfonso y Mario Llorente Melendo