Ángel G. Alameda / Después de haber dicho prácticamente adiós a las opciones de clasificarse para la fase de ascenso  con la derrota en Soria ante el Numancia B, el Real Ávila se mide en el Adolfo Suárez al Zamora, el indestructible líder del Grupo 8, con la intención de ser el primero que le haga perder la condición de invicto.

Jonathan Prado indica que “es un partido atractivo” porque se enfrentan a “la mejor plantilla y el mejor equipo. Tiene todo, va primero y no es casualidad, salvo los últimos resultados que no han tenido los puntos que se han merecido. En el último partido con el Astorga las ocasiones que tienen son muy claras”. Por eso esperan “un equipo que venga con ganas de cambiar el chip y nosotros hacérselo difícil”. “Tienen sus cosas buenas y malas y cuentan con una plantilla muy amplia”, asegura el míster.

La gente está convencida de ganar el domingo”, argumenta el entrenador del Real Ávila, añadiendo que respecto a sus futbolistas “ahora es cuando cada uno tiene que buscar una opción” de cara a la próxima temporada y no pueden dejarse ir, aunque los resultados no acompañen como ocurrió en tierras sorianas donde a juicio de Prado “fue el mejor partido fuera de casa” de su equipo.

Para doblegar al Zamora “buscaremos un equipo competitivo”, señala el técnico encarnado, indicando que los jugadores han de ganarse el puesto cada semana. “No vamos a regalar nada a nadie porque hay mucha gente que está apretando, que quiere tener su oportunidad”. Y es que “todo el mundo quiere jugar” y “en el momento que falla alguno tenemos gente por detrás”.

Respecto al once que saldrá frente al líder las mayores dudas están en el centro del campo, zona en la que se cuenta con mayor número de jugadores. El último fichaje, Domingo, estará disponible tras haber cumplido un encuentro de sanción. Además, Sergio Riveralo hizo muy bien el otro día”, Jorge Sánchez tiene “ganas de volver” y Diego Ortizquiere jugar” contra su ex equipo, al igual que otros componentes de la plantilla abulense que vistieron la zamarra zamorana como Garretas y Manu Moreira.

El rival

El Zamora en los últimos tres encuentros solo ha sido capaz de empatar por el mismo resultado de uno a uno con la Segoviana, Becerril y Astorga. La peor racha para los pupilos de David Movilla, dentro de una magnífica temporada en la que no ha perdido en ninguna de las 26 jornadas disputadas, con un balance de 70 puntos, fruto de 22 victorias y 4 empates.

El conjunto visitante tiene mucha pólvora en sus botas, no en vano es el máximo goleador del Grupo VIII, disponiendo como mejores exponentes de cara a la portería a contraria a Valentín, autor de 12 tantos, Escudero con 10, así como Dani y Sergio, ambos con 8.

Los datos dejan clara la extrema dificultad que tiene el próximo envite del Real Ávila, que se espera sea concurrido en las gradas por el interés de un auténtico partidazo ante uno de los cuatro conjuntos de toda la Tercera División que aún no ha sido derrotado. No viajará solo hasta la capital abulense dado que ha fletado autobuses de la denominada ‘Caravana de la Ilusión’.

Los locales tratarán de mostrar su mejor cara, la que han puesto ante los primeros clasificados, dado que en el Adolfo Suárez han sido capaces de derrotar a Numancia B, Palencia, Segoviana y Astorga, empatando con la Arandina. En casa, los encarnados llevan 8 triunfos, 2 empates y 2 derrotas

En el partido de ida, celebrado en el mes de septiembre, el Zamora derrotó al Real Ávila por 4-1, remontando un gol tempranero de Rubo con tantos de Rubiato por duplicado, Escudero y Vallejo. La desventaja actual de los abulenses respecto a los zamoranos es de nada menos que 30 puntos.

El segundo entrenador del Real Ávila, Rober, no podrá sentarse en el banquillo al haber sido sancionado con dos encuentros después de ser expulsado en el choque contra el Numancia B “por actitudes de menosprecio o desconsideración a los árbitros”. En el Zamora son bajas los futbolistas Perrini y Escudero.

REAL ÁVILA - ZAMORA
Domingo 23 de febrero de 2020
Hora: 17,00
Campo: Estadio Adolfo Suárez
Árbitro: Jorge Lorenzo Torres (Salamanca)
Asistentes: Alonso de la Peña Peralategui y Plamen Stoychev Vasilev