Arianna Carralero / Nueva tarde de fútbol en El Mancho- Ángel Sastre. El Atlético Astorga era el invitado en la decimocuarta jornada de campeonato liguero. Tras una semana de lluvias, se preveía una dura batalla, y a pesar de que el temporal respetaba la tarde, el estado del campo se presentaba blando y embarrado, con los resbalones que ello conllevaría. Un mal bote sirvió para que el rival marcase su único gol y se llevase los tres puntos de Cebreros, con el guardameta abulense del Astorga, Javi Hernández, realizando paradas de mérito que evitaron que los de Pepe García pudieran anotar.

El primer cuarto tenía colores  verdiblancos con una alta presión que llevaba el juego al área visitante. Los de León empezaban a despertar con ocasiones consecutivas a partir del minuto 20. Primero Gonzalo, luego Javier y Puente, con un lanzamiento de  falta que se marchaba alta, obligaban a Javi Gordo a participar.

La primera oportunidad clara de gol la creaba Perdi con un potente tiro desde la frontal del área y la salvaba, muy atento, Javi Hernández.

Un mal bote y gol

Previsiblemente, el césped marcaría el desarrollo del partido, y se hacía realidad cuando en el 33, Javi Gordo salía con total confianza y sin presión a patear largo un balón que se acercaba a su área tras un saque de banda, pero un mal bote le jugaba una mala pasada, golpeando al aire y dejando el balón camino a puerta para que Albertín, que llegaba en carrera, lo acompañara hasta la red para sumar el primer tanto.

Cinco minutos después se encontraban los mismos protagonistas del gol, pero esta vez Javi Gordo realizaba una gran parada con los pies cuando el número ocho ajustaba el tiro raso pegado al palo.

Quedaba tiempo para seguir luchando y levantar los ánimos, y los chicos de Pepe García seguían trabajando con ocasiones y más presencia de David Terleira incomodando a la defensa.

Sin que hubiera cambios, el colegiado daba los dos pitidos indicando que era momento de ir a vestuarios.

Indirecto en el área de la ‘Cebre’ sin consecuencias

Comenzaba la segunda mitad con una curiosa jugada que no es habitual ver. Se disputaba el balón en el área cebrereña cuando Rivera García señalaba lanzamiento de falta indirecto por juego peligroso desde el punto de penalti. Los locales colocaban una barrera de diez hombres con Gordo en un lateral y Súper cubriendo el palo en la línea de meta. Finalmente, Víctor lanzaba por encima de la barrera y Súper sacaba la bola a córner con la cabeza.

En el 52, de nuevo Víctor daba un pase en profundidad a Emilio para que rematara el balón a la red, pero el gol no subía al marcador por fuera de juego.

Aparecía Javi, recomponiéndose rápidamente del fallo, con una gran mano salvando un tiro a la escuadra, un par de minutos después, cuando Súper se quejaba en el suelo por una dura entrada no penalizada.

Marcaba el reloj el 60 cuando la ‘Cebre’ volvía a adquirir la presencia y peligro de medio campo en adelante. Víctor sacaba un potente tiro directo a gol que se estrellaba en la defensa, pero recuperando el rechace combinaba con Terleira que entraba por el lateral del área y remataba sin encontrar puerta.

Terleira lo intenta

El duro juego que los visitantes estaban desplegando con Súper, provocaba una peligrosa falta que Perdi colgaba en el 63 y el propio Súper intentaba rematar con el pecho. David Terleira la tenía en su cabeza dos minutos más tarde.

Se repetían las ocasiones para los verdiblancos, que no lograban encontrar la suerte necesaria, mientras que el Astorga se limitaba a mantener el marcador buscando la ventaja en una contra rápida sacando balones largos sin mucho éxito además de mostrar un juego demasiado agresivo permitido por el colegiado.

Restaban veinte minutos y los cebrereños continuaban volcados en el ataque. Aparecía David Terleira de cabeza, y después Perdi rozaba el gol, evitado por un paradón de Javi Hernández de nuevo.

Varias interrupciones los últimos minutos cortaban el ritmo de juego verdiblanco. Javi Amor era atendido de un calambre y los maragatos no cedían en sus duras entradas. La afición asistente se mantenía en pie ante la gran emoción, viendo el posible el empate.

Milagroso Javi Hernández

En el 87, David Terleira lanzaba otra peligrosísima falta por un agarrón en la línea que marca el borde del área y otra vez aparecía Javier Hernández con una enorme parada.

El guardameta abulense sería el protagonista y el artífice de la victoria de su equipo, porque tampoco en el tiempo de descuento concedería un fallo.

Debido a eso y a la falta de esa pizca de suerte importante en el fútbol que no está apareciendo en El Mancho para el equipo local, a pesar de la exquisita actuación de los hombres de Pepe García, los tres puntos se iban en el autobús de vuelta a casa del Atlético Astorga.

FICHA TÉCNICA:

0 Cebrereña: Javi Gordo, Garrido, Mario, Tena, Ruba, Fer Albín (Guille Velayos 61′), Pablo, Perdi, Terleira, Víctor (Juanma 75’) y Súper.

 

1 Atlético Astorga: Javi Hernández, Emilio, Jorge, Gonzalo, Víctor, Marcos, Diego, Albertín, Puente, José Manuel y Javi Amor (Lucio 84’).

Gol: 0-1 (Albertín, m. 33).

Árbitro: Francisco Rivera García (Valladolid), asistido por Alberto del Campo y Adrián Poncela. Mostró tarjetas amarillas a los locales Perdi (66’) y el entrenador Pepe García (80’); y a los visitantes Albertín (38′), Marcos (63′), Víctor (89’).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimocuarta jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en campo de El Mancho-Ángel Sastre, con asistencia de unos 300 espectadores. Antes de comenzar el partido se guardó un minuto de silencio en memoria de un socio verdiblanco fallecido.