@deportesavila / Durante la Junta de Gobierno celebrada el 12 de diciembre, el Grupo Municipal Popular ha preguntado al equipo de Gobierno por las discrepancias que se están produciendo entre la empresa adjudicataria de la construcción de la nueva piscina municipal y la compañía encargada de la dirección facultativa de la obra.

Los desencuentros han quedado registrados a través de varios escritos desde el 2 de agosto hasta el pasado 5 de diciembre, cuando la empresa constructora solicitó una ampliación del plazo de ejecución de doce meses y medio, basándose en diferentes informes presentados al Ayuntamiento en los quedaban de manifiesto diversos problemas para continuar con las obras y cumplir, de este modo, con el plazo establecido para la finalización de las mismas.

Tal y como ha señalado Jacqueline Martín, portavoz popular en la Comisión de Cultura, Educación y Deportes del Ayuntamiento abulense, “la gestión política implica solucionar este tipo de desavenencias” por lo que “pedimos al alcalde que se interese realmente por la situación y tome medidas urgentes para evitar que la inauguración de la piscina se retrase un año. Ya han perdido un tiempo muy importante”.

Según ha explicado la edil del PP, “las dos empresas tienen desencuentros que se han recrudecido desde el pasado agosto y, sin embargo, en estos meses, no ha habido ningún liderazgo por parte del alcalde o de alguno de sus concejales para solucionarlo”. “Se escudan en que los técnicos ya están trabajando para resolver estas discrepancias y se quedan de brazos cruzados”, apunta Martín, quien ha pronosticado, además, que, “de seguir la inacción del equipo de Gobierno, la situación no tiene visos de solucionarse a corto plazo”.