A. Goal / La historia cuando actúa como local se repite. El Colegios Diocesanos volvió a demostrar que en casa es invencible y así ocurrió en su último partido de la temporada ante su afición, donde necesitaba ganar para seguir con opciones de ascenso. Como viene sucediendo todo el año, los chicos de Somoza destrozaron con goles a su rival, Cuéllar, con un 7-2 que muestra la eficacia de los amarillos cuando saltan a su terreno de juego.

La tormenta que sufrió el equipo segoviano tardó veinte minutos en causar estragos a un rival que se mostró flojo. Sergio abría la lata con el primer gol abulense, después de haberlo intentando el ‘Dioce’ en varias ocasiones. Poco antes el propio Sergio veía como el guardameta visitante salía airoso en el mano a mano.

Solo tuvieron que pasar seis minutos para que el guión habitual en Sancti Spíritu se cumpliese con la segunda diana. Fue Cris el que anotaba el 2-0, culminando desde su banda un contraataque local. Los colegiales ya estaban dando el nivel adecuado que se materializaba en dos goles más antes de llegar al descanso ante un compungido y asustado Cuéllar.

Tras una jugada combinada, Héctor regateaba al portero contrario y el resultado se elevaba al 3-0. Poco después era Nacho el que con una vaselina batía a Óscar, para en los instantes finales del primer tiempo marcharse a la pausa con un amplio 4-0, aunque los cuellaranos estuvieron a punto de anotar su primer tanto en el saque de una falta por parte de Pablo Lozano que se marchó cerca del marco abulense.

Pese al intento de reacción cuellarana, al inicio del segundo tiempo continuó su infierno. Nacho colocaba el 5-0 tras deshacerse del guardameta. El Diocesanos daba miedo y más cuando Quique hacía el 6-0 materializando una gran asistencia de Héctor.

Con un resultado tan abultado a su favor, el cuadro abulense se relajó, circunstancia que aprovechó su rival para reducir distancias con un par de goles, obra el primero de Diego y de Choflas el segundo. El 6-2 no sería el guarismo definitivo, sino que a nueve minutos de la conclusión Héctor marcaba el séptimo de los colegiales cogiendo un rechace del portero a una falta ejecutada por Gallego.

El Colegios Diocesanos suma tres puntos y se queda a dos de la segunda plaza que ocupa el Mirandés B, a expensas del resultado que obtenga este domingo el equipo de Miranda de Ebro que tendrá que viajar a Tardelcuende. Si ganan los burgaleses, éstos confirmarían su posición y el ascenso a Tercera. Si empatan o pierden, abulenses y mirandeses se lo jugarían en la última jornada.

FICHA TÉCNICA:

7 Colegios Diocesanos/UCAV: Darío, Javivi, Cris (Pichu, m. 55), Héctor, Jony (Gallego, m. 55), Jota, Sergio (Fernandillo, m. 60), Fer, Nacho (Ismael, m. 60), Quique y Dani.

2 Cuéllar: Óscar, Rubén, David, Pablo Montero, Ever, David Rubio (Alvarito, m. 77), Pablo Lozano, Álvaro, Choflas, Diego e Higinio (Churro, m. 63).

Goles: 1-0 (Sergio, m. 20), 2-0 (Cris, m. 26), 3-0 (Héctor, m. 41), 4-0 (Nacho, m. 44), 5-0 (Nacho, m. 55), 6-0 (Quique, m. 67), 6-1 (Diego, m. 69), 6-2 (Choflas, m. 75), 7-2 (Héctor, m. 81).

Árbitro: Carlos Gutiérrez López (Valladollid), asistido en las bandas por Alberto Reguera Feo y Manuel Prieto de Francisco. Mostró tarjetas amarillas a los visitantes David y Pablo Montero

Incidencias: Encuentro correspondiente a la trigésimo tercera jornada del grupo A de la Primera División Regional de Aficionados, disputado en Sancti Spíritu.