@deportesavila / En la plaza de Hoyocasero se han dado cita el sábado 4 de agosto los miembros del Club Calvista “Los Talleres”, acompañados por sus mujeres, para proceder a la inauguración de una exposición fotográfica que recorre sus 25 años.

El alcalde del municipio, Alejandro Picós, y el presidente del Club Calvista, Jesús Díaz, eran los encargados de cortar la cinta inaugural, contando también con la presencia del diputado provincial, Javier González, y la práctica totalidad de la asociación calvista, tan importante para Hoyocasero, dando así apertura a la exposición que se mantendrá hasta el próximo mes de septiembre, coincidiendo con las fiestas patronales de la localidad.

Seguidamente, los calveros han tenido la oportunidad de disfrutar de otras de sus pasiones, “bailar”. No en vano son el grupo más numeroso y bailón de Hoyocayero, donde las verbenas no serían igual sin ellos.

Y por último, los integrantes de la calva han recibido un sentido homenaje reconociéndole no solo su valía como jugadores de calva, dejando siempre bien alto el nombre de Hoyocasero, sino también su inestimable colaboración con la localidad. Desde hace 25 años han sido los encargados de preparar la comida que el Ayuntamiento da a los vecinos en la festividad de la Virgen de las Angustias, llegando en muchas ocasiones a preparar un ágape para más de 1.200 personas.

Cada integrante junto a su pareja, ha recibido un pin conmemorativo por sus bodas de plata y el alcalde, en nombre de toda la población, les ha entregado una placa. “Agradecemos de corazón todo lo que hacéis por nuestro pueblo”, ha dicho Alejandro Picós.

Al agradecimiento también se ha unido el diputado provincial, Javier González, quién ha reconocido que sin la colaboración desinteresada de este grupo de personas ninguna de las celebraciones de la localidad serían los mismo.

Como no podía ser de otra manera, los integrantes masculinos y femeninos, han demostrado una vez más que disfrutan estando juntos, bailando acompañados por  grupo de dulzainas Resiste.

Posible origen abulense de la calva

El origen de la calva se remonta a los tiempos de los íberos y celtas en España, es decir, desde el siglo VI antes de Cristo. La historia nos dice que este deporte pudiera haberse comenzado a practicar en las tierras de las actuales provincias de Ávila, Salamanca y en parte de Zamora.

Todo apunta a que la calva surgió como una forma de diversión entre los pastores, quienes lanzaban un canto rodado o con un cuerno de vaca, pero el juego fue evolucionando y el canto rodado fue sustituido por un cilindro de acero llamado “marro” y el cuerno de la vaca fue sustituido por una pieza de madera, que pasó a denominarse “calva”.