@deportesavila / Las competiciones de fútbol se han dado por finalizadas por la Comisión Delegada de la Asamblea General de la Federación de Fútbol de Castilla y León. Una decisión tomada tras su paralización a consecuencia del coronavirus, que proclama campeón provincial al Bosco de Arévalo en tres categorías provinciales: aficionados, juvenil y benjamín.

Así, en la Primera División Provincial de Aficionados, el club morañego ha adquirido el derecho a retornar a la categoría regional, tras finalizar al frente de la tabla con 53 puntos, dos más que el segundo clasificado Sporting Lanzahíta. La plantilla dirigida por Jorge Garcinuño ‘Jordi’ ha logrado plaza de ascenso un año después de bajar.

Los arevalenses han conseguido 17 triunfos, 2 empates y 5 derrotas, en una temporada donde se colocaron primeros en la jornada sexta. Perderían esa privilegiada posición en la decimoctava, a favor del Deportivo Arenas, como consecuencia de dos derrotas consecutivas, primero en el campo del equipo arenense y después en Navaluenga. Recuperarían el liderato en la vigésima, que volverían a ceder al Arenas en la vigésimo segunda al caer en Burgohondo. A la siguiente jornada retornarían a la primera plaza ganando al Hoyo de Pinares, mientras que los arenenses caían en Lanzahíta. La mantendrían en la vigésimo cuarta y última jornada disputada el 8 de marzo, con victoria del Bosco sobre el Deportivo Arenal.

Respecto al equipo juvenil, también podrá jugar en regional gracias a la primera posición obtenida en la Primera División Provincial de Juveniles, al sumar 31 puntos en 12 partidos, con un balance de 10 triunfos, 1 empate y 1 derrota. La plantilla dirigida por Javier Sánchez Avilés únicamente ha perdido en el derbi local con sus vecinos del Arévalo C.F. por 0-1, tras quedarse en inferioridad numérica por expulsión de uno de sus futbolistas. Con 31 puntos, uno más que el segundo, Deportivo Arenas, los juveniles del Bosco se colocaron primeros en la jornada cuarta y han continuado hasta el final, siendo el conjunto menos goleado con 10 tantos encajados.

En la Primera División Provincial de Benjamines, el Bosco ha sido campeón con 37 puntos, fruto de 11 victorias, 1 empate y 1 derrota. Eso sí, con más ventaja sobre el siguiente, Diocesanos-UCAV, al que han sacado seis puntos. Su única derrota ocurrió en la cuarta jornada perdiendo en casa con el Linko. A destacar su eficacia goleadora con 100 tantos marcados en 14 partidos, recibiendo 23, el que menos de la categoría. No podrá jugar el campeonato autonómico benjamín, al haber sido suspendido.

La destacada temporada del Bosco de Arévalo se completa con dos subcampeonatos a cargo de los equipos de la Primera División Provincial Infantil y de la Segunda División Cadete, además de una tercera plaza en la Primera División Alevín.