@deportesavila / El Colegios Diocesanos que milita en el grupo A de la Primera División Regional de Aficionados de fútbol comenzó este lunes los entrenamientos de cara a la temporada 2018/2019. Será el tercer año consecutivo en esta categoría y lo hace con más ilusión que nunca para intentar el ascenso de categoría hacía una Tercera División que se les ha sido esquiva.

El equipo que entrenará José Alberto Fernández Somoza -sustituto de Andrés de Blas ‘Zamorilla- es consciente de la dureza que supondrá la nueva campaña, en la que deberá medirse a conjuntos que también aspiran a estar en lo más alto de la clasificación. La plantilla que se ha conformado pretende ser lo más competitiva posible. Con la significativa baja del delantero Vicente se mantiene el bloque de la plantilla del año anterior, reforzada con tres novedades y el sometimiento a prueba de cuatro futbolistas.

Los nuevos son dos jugadores procedentes del equipo que militaba en la División de Honor juvenil: el centrocampista Pablo Negro y el delantero Yuste. A ellos se une Gallego, un defensa central de Salamanca. Entre los que buscan un hueco en el plantel se encuentran el extremeño David, el malagueño Fran, y Toure, que jugaba en El Tiemblo.

Los campos de Sancti Spíritu seguirán siendo el lugar habitual de los colegiales, donde han iniciado los entrenamientos y donde jugarán como locales para cumplir un calendario de competición que aún no se ha confeccionado como consecuencia del recurso presentado por el Palencia Balompié.