@deportesavila / Del 1 al 3 de junio se va a celebrar en Noruega la segunda edición del Curso Superior de Montañismo para Ciegos y Adaptado, actividad organizada por la UNED que pretende formar nuevos guías especializados en personas con discapacidades visuales y que culminará con la expedición a los Alpes Escandinavos para intentar ascender a la segunda cima más alta del país, el Glittertind (2.465 m.), solo cuatro metros menos que el de mayor altura, el monte Galdhopiggen, que fue ascendido en la primera edición.

El equipo expedicionario está formado por 21 montañeros: tres profesores videntes, dos instructoras ciegas, diez voluntarios del Grupo de Montaña de la Once de Madrid -con dos ciegos totales, una persona deficiente visual y un montañero sordo-, un periodista y cinco alumnos todos ellos videntes, entre los que se encuentra el abulense Juan Ramón Sánchez.

Juan Ramón, que cuenta en esta aventura con la colaboración de la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León, es técnico deportivo de montaña y escalada y se enfrenta a su primera expedición internacional de montañismo para ciegos y adaptado. El montañero abulense afronta esta experiencia como una “expedición docente” en la que “no se trata de hacer cumbres, sino de aprender durante el proceso”.