@deportesavila / La Comisión Delegada de la Federación de Castilla y León de Fútbol ha aprobado la propuesta que había formulado su Junta Directiva, de forma que se dan por terminadas las competiciones autonómicas de la temporada 2019/2020, confirmándose los ascensos a Tercera División de los equipos abulenses del Diocesanos UCAV y Cultural Deportiva Cebrereña. No se producen descensos, por lo que el Atlético Candeleda mantiene la categoría pese a ser último en la tabla.

Una gran alegría para el fútbol abulense, firmándose un capítulo brillante en la historia de amarillos y verdiblancos, aunque por el confinamiento no han podido celebrar el éxito deportivo como merecieran al lado de sus incondicionales.

El ‘Dioce’ ha ocupado la primera plaza en el grupo A de la Primera División Regional de Aficionados, mientras que la ‘Cebre’ ha sido el mejor equipo de los dos grupos de la categoría. Adquieren por méritos propio una plaza en Tercera, categoría en la que quieren asentarse y donde se verán las caras con el Real Ávila. Un hecho inédito porque será la primera vez que la provincia abulense cuente con tres equipos en Tercera División, dos de ellos en la capital.

De provincial a Tercera en seis años

Para el Diocesanos supondrá el debut en categoría nacional, después de una corta carrera de seis años desde que fuera creado el equipo en el año 2014 militando en provincial, donde finalizó en segunda posición tras el Mombeltrán, con una plantilla que tenía como entrenador a Andrés David de Blas ‘Zamorilla’ y de la que aún se mantienen los jugadores Quique, Javivi, Fer y Chris. La temporada siguiente 2015/2016, de nuevo con Zamorilla en el banquillo, fue la del ascenso a categoría regional, finalizando como campeón invicto con 26 victorias y 2 empates, incorporándose aquel año Sergio Alonso y Dani.

El estreno colegial en regional tuvo lugar en la 2016/2017, alcanzando una excelente cuarta plaza, con Vicente y Héctor entre las novedades de la plantilla dirigida otra vez por Zamorilla, que renovaba como técnico en la 2017/2018, su cuarta y última campaña, repitiendo el cuarto puesto en la clasificación, con refuerzos como Darío, Nacho, Juancar e Ismael. A dos puntos de subir y tercero en la tabla concluía la temporada 2018/2019, la primera de José Alberto Fernández Somoza como entrenador, que contó con fichajes como Pablo Negro o Fernando.

Y llegó la inconclusa 2019/2020 por la epidemia del Covid-19. Con 24 partidos disputados y a falta de diez, el ‘Dioce’ se ha mantenido ininterrumpidamente desde la decimosexta jornada al frente de la clasificación. A la segunda fue la vencida para Somoza, con una plantilla muy reforzada con futbolistas con experiencia en Tercera como Iván Vila, Juli, Josito, Roa, Ángel Encinar, Mario Hidalgo, Víctor y Diego Pose.

Retorno en un año al lugar que le corresponde

Tan solo una temporada ha necesitado la Cebrereña para volver a Tercera, la categoría en la que ya era un equipo habitual y que disputará por décimo año, después de haberlo hecho en las temporadas 2005/2006 (19º), 2008/2009 (20º), 2010/2011 (18º), 2013/2014 (141), 2014/2015 (17º), 2015/2016 (13º), 2016/2017 (16º), 2017/2018 (12º) y 2018/2019 (19º).

Tras su descenso, Pepe García, su entrenador de las últimas ocho campañas, pese a perder alguno de sus jugadores importantes, mantuvo un bloque con el capitán David Terleira a la cabeza, que ha sido el máximo goleador del Grupo A con 27 goles, con un promedio de más de un tanto por encuentro, sacando doce de ventaja a los dos siguientes, Paulino Varietti (Castilla-Palencia) y Mikel Prieto (Careja Paredes).

Alcanzar la segunda posición final ha sido posible por la continuidad en el equipo de Javi Gordo, Garrosa, Garrido, Juanma, Ruba, Sebas, Perdi, Diego Pérez, Pakato y Chino Zapatera, así como por el granito de arena aportado por los nuevos: Pichu, Iván, Titi, Grillo, Diego, Pablo y Anderson, sin olvidar el retorno de Guille Velayos.

Conocidos los ascensos del Diocesanos y Cebrereña, las redes sociales han acogido numerosas felicitaciones.