@deportesavila / Antes de darse la salida, el único representante abulense en la Vuelta, Diego Rubio, comentaba que la etapa “puede ser entretenida porque en la última semana se está saliendo a tope”, vaticinando que la fuga podía hacerse antes del puerto de La Paramera como así ocurrió.

El ciclista de Navaluenga se mostraba satisfecho de su actuación a nivel individual pero sobre todo de su equipo, Burgos BH, portando durante muchas jornadas el maillot de la montaña su compañero Ángel Madrazo, que ganó en la 5ª etapa con final en el alto del Observatorio Astrofísico de Javalambre, siendo segundo Jetse Bol, también perteneciente a la escuadra burgalesa.

En la 19ª etapa, Rubio ha entrado en Toledo con el último grupo en el puesto 133, a 15’06”, estando en la clasificación general el 146, a 4 horas, 26 minutos y 27 segundos del líder Primo Roglic.

Mil gracias a toda la afición de Ávila. Ha sido un sueño salir de nuestra capital y estar con todos vosotros. Hoy me sentí bien y tenía muchas ganas pero tuvo algunos contratiempos en la decisiva. Mañana es un día duro para mí, pero saldré a disfrutar”, señalaba el ciclista abulense al acabar la etapa.