@deportesavila / Diego Rubio formó parte del quinteto de fugados que integró la escapada de la jornada en la cuarta etapa de la Vuelta a Burgos entre el Monasterio de San Pedro de Cardeña y la Ciudad Romana de Clunia, de 165 kilómetros. El ganador fue Carlos Barbero (Movistar Team), repitiendo el triunfo en el mismo lugar donde ya se alzó victorioso.

Cinco ciclistas, Julen Amézqueta (Caja Rural-Seguros RGA), Txomin Juaristi (Fundación Euskadi), Diego Rubio (Burgos BH), Lucas de Rossi (Delko-Marseille) y Thibault Guernelec (Fortuneo), estuvieron escapados hasta que fueron cazados a falta de seis kilómetros para la meta, tras rodar desde el kilómetro 8 por delante del grupo, aunque sin diferencias exageradas, dado que sus ventajas no llegaron a los tres minutos.

El primero en línea de meta, Barbero, empleaba un tiempo de 3 horas, 55 minutos y 44 segundos, entrando Rubio en el puesto 96º, a 5’35”. Miguel Ángel ‘Supermán’ López (Astana) sigue como líder de la general, con Diego Rubio ocupando el lugar 84º, a 19’03”. 

La decisiva jornada será la quinta y última etapa, Salas de los Infantes-Lagunas de Neila, de 141 kilómetros, con la subida conocida por todos los ciclistas.