@deportesavila / Desde mañana martes 13 y hasta el sábado 17 de agosto, se disputa la Vuelta a Burgos, prueba que servirá para medir las posibilidades de quienes poco después participarán en la Vuelta a España. En la línea de salida y con el Burgos BH se encontrará el abulense Diego Rubio, que lucirá el dorsal 111.

El corredor de Navaluenga corre en la tierra del equipo al que pertenece, para el que la ronda burgalesa es una de las pruebas más importantes de su calendario. Estará acompañado de José Neves, Ángel Madrazo, Óscar Cabedo, Jesús Ezquerra, Jetse Bol y Jaume Sureda. Todos ellos dirigidos por José Cabedo, quien señala como principales bazas a Rubio y Madrazo.

La primera etapa saldrá de la Catedral de Burgos para terminar en el Mirador del Castillo, un final explosivo después de 162 kilómetros. La segunda jornada constará de 155 kilómetros desde Gumiel y Lerma. El primer final en un puerto de categoría especial se producirá en la tercera etapa tras 150 kilómetros desde el Geoparque de Las Loras hasta el Picón Blanco. La cuarta jornada partirá de Atapuerca y finalizará en la Ciudad Romana de Clunia, con 174 kilómetros. Y la traca final tendrá lugar en la quinta y última etapa, que arrancará en Santo Domingo de Silos y concluirá en la mítica ascensión a las Lagunas de Neila, con rampas del 12 al 17%, con un recorrido de 146 kilómetros.

El vencedor de la pasada edición, el colombiano Iván Ramiro Sosa, defenderá el título con el apoyo del Ineos, la formación que dominó el Tour de Francia de este año. Tendrá como principal rival al Movistar con el ecuatoriano Richard Carapaz o Rafael Valls, además del portugués Rui Costa (UAE Team Emirates) y Óscar Rodríguez (Euskadi Basque Country), entre otros. Habrá 18 equipos, 4 de ellos forman de la máxima categoría, de una decena de países diferentes.