@deportesavila / La decimonovena etapa de la Vuelta Ciclista a España partirá de la capital abulense el día 13 de septiembre, con final en Toledo. Dos ciudades que se unen y que homenajearán a dos legendarios ciclistas originarios de cada una de ellas y que fueron rivales sobre la bicicleta, destacando sus gestas en el Tour de Francia: Julio Jiménez ‘El Relojero de Ávila’ y Federico Martín Bahamontes ‘El Águila de Toledo’.

La antepenúltima jornada de la ronda española tendrá un recorrido entre Ávila y Toledo de 163,4 kilómetros, con un perfil llano que la hace propicia para la victoria de los sprinters y cuyo mayor peligro puede ser el viento. La única dificultad montañosa estará a tan solo 14 kilómetros de la salida, el Alto de La Paramera, de tercera categoría. Después transcurrirá por las localidades de El Barraco, El Tiemblo, San Martín de Valdeiglesias, Sotillo de la Adrada, Cenicientos, Escalona, Maqueda, Torrijos, Albarreal de Tajo, y la meta en la imperial Toledo con un repecho adoquinado de un kilómetro.

El director de la Vuelta a España, Javier Guillén, ha destacado el “sabor ciclista” de Ávila, la tierra, entre otros corredores, de ‘Chava’ Jiménez, de Julio Jiménez y de un ganador del Tour, Carlos Sastre. Será la vigésima vez que la prueba salga de la ciudad amurallada. Sobre la etapa abulense-toledana opina que llegará en un momento donde la victoria final “estará reñida entre pocos corredores”.

Guillen considera que la Vuelta es “transversal”. “No solo es ciclismo y deporte, es cultura, es historia y es turismo. Ávila es un magnífico escenario para proyectar las mejores fotografías que quiere vender la Vuelta. Es una carrera que se ve en 190 países y su mayor fuerza es el efecto televisivo. Nosotros enseñamos el producto Ávila, que lo va a poder ver todo el mundo para que se apunte a su visita, donde va a encontrar una ciudad entrañable”.

El impacto económico de la Vuelta a España lo ha estimado Javier Guillén en unos 250.000 euros por noche, como si fuera “una ciudad de 3.000 habitantes” que “necesita de una calidad hotelera importante”, sobre todo para el descanso de los corredores.

Por su parte, el ex ciclista abulense Carlos Sastre ha comentado sentirse satisfecho de haber colaborado en el diseño de las etapas de Ávila y en el final de una Vuelta a España “apasionante y espectacular”, animando al público a que acuda a las carreteras, confiando que pueda disfrutar de “una etapa épica”.

Hora y media antes de la salida de la etapa en la explanada del Lienzo Norte, los aficionados podrán compartir de forma abierta y sin acreditación el momento previo a la partida con corredores y equipos, con los que podrán fotografiarse. También recibirán detalles de las firmas patrocinadoras de la carrera, que saldrá de forma neutralizada sobre la una o una y cuarto de la tarde para subir por la Ronda Vieja, San Segundo, Duque de Alba, Plaza de Santa Ana, Hornos Calero, Rodríguez Sahagún y Derechos Humanos, para enfilar la carretera N-403.

En el acto de presentación de la etapa, han estado también presentes el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera y el concejal de Deportes, Félix Meneses.