Carlos Sastre, pese a estar en la tercera semana de su tercera gran vuelta y arrastrar un fuerte constipado desde la jornada de descanso de Tarragona, ha vuelto a estar con los mejores y hasta se ha permitido atacar en la parte final de la ascensión a Cotobello. En la cima ‘Chechu Rubiera’, el líder del Cervélo TestTeam hacía una valoración de la etapa, en la que finalizó 15º, a 1’42” del ganador, Mikel Nieve.

La tercera etapa de montaña, antes del segundo día de descanso de esta Vuelta a España, ha sido realmente dura y muy rápida. Como decía ayer, la verdad es que tengo más ganas que fuerzas, pero bueno, lo he intentado con todas mis fuerzas y todas mis ganas, por lo que no me quedo con ningún vacío”.

Sastre reconoce que “hay una serie de corredores que están por encima de mí. Este año voy siempre a contrapié y lejos de tener las mejores sensaciones, que, aunque no son malas, me falta un puntito que es muy importante a la hora de poder cambiar el rumbo de esta carrera”.

Pese a todo, el abulense piensa que “el balance a nivel particular es positivo y estoy contento de poder tener la capacidad de seguir sufriendo, de poder estar ahí a falta de cinco días para terminar esta Vuelta a España”. En la general baja un puesto y es 10º, a 3’52”, de ‘Purito’ Rodríguez, que recupera el jersey rojo de líder antes de la segunda jornada de descanso, tras la que se disputará el miércoles la 17ª etapa, una contrarreloj individual de 46 kms., con salida y llegada en Peñafiel (Valladolid).