El ciclista Marcos García, como el resto de sus compañeros del Xacobeo-Galicia, entre los que se encuentra el abulense José Antonio de Segovia, confiesa estar pasando “por momentos difíciles, tras recibir la llamada del equipo en la que nos decían que la situación se había complicado y que no estaba nada clara la continuidad para el próximo año”.
Es un golpe duro, tras acabar la Vuelta a España con Ezequiel Mosquera en segunda posición y una victoria de etapa, ofreciendo el equipo un gran nivel y dando la cara en todas las situaciones”, dice el madrileño.
Tras acabar, éramos unos héroes y de la noche a la mañana se ha olvidado todo lo que hemos sufrido y lo resultados obtenidos. A día de hoy, estamos a la espera de saber definitivamente si el equipo sigue, o de buscar otro”, añade el corredor de San Martín de Valdeiglesias.
Hasta este domingo voy a seguir montando en bici, combinando la de carretera y la de montaña, más que nada por estar distraído, porque estar a la espera de resolver el futuro se hace duro y te origina un estado de impaciencia”, concluye Marcos García, que cumplirá 24 años el próximo diciembre, que pasó a profesionales en 2009 con el equipo gallego y que ahora espera que su futuro se despeje para poder seguir con su prometedora carrera deportiva.