El ciclista de Crespos resume su actuación en la temporada que acaba de terminar
Jonatan López, entrando en la meta de Cardeñosa durante el I Memorial Víctor Jiménez
Jonatan López es uno de los varios ciclistas que componen el pelotón abulense élite y sub-23. Acaba de finalizar su participación en la Vuelta a la provincia de Valencia, prueba que pone fin a su temporada, tal y como relata en su blog personal. Después de haber militado el pasado año en el Diputación de León, en éste ha corrido en las filas del Azysa-Connor, conjunto navarro donde ha tenido como compañeros a sus paisanos David Cornejo y Rubén Navas.

El corredor de Crespos comenzó compitiendo en el Gran Premio Don Benito, carrera de la Copa de España “donde no empecé con muy bien pie, ya que nada más empezar pinché y luego me pilló una caída”. Siguió participando en el calendario de la Copa de España, ocupando el mejor puesto en el Gran Premio Macario, donde acabó el 14º. Las carreras zamoranas del Trofeo Iberdrola y Trofeo Ayuntamiento de Zamora ocuparon la primera parte de la temporada.
‘Jonny’, como es familiarmente conocido, estuvo después en varias pruebas en el País Vasco, como la Clásica de Mungía (23º), para centrarse después en distintos puntos de Castilla y León, que le otorgaron la segunda plaza entre en el Trofeo de los sub-23 y el 6º absoluto. De todas las pruebas disputadas, de la que guarda mejor recuerdo es del I Memorial Víctor Jiménez Garcinuñodonde tras una bonita carrera y mucha participación” no pudo dedicar el triunfo al malogrado corredor de Cardeñosa, acabando 8º.
Dos de las cuatro pruebas que conforman la Copa Ibérica han tenido en la línea de salida a Jonatan López. Su mejor papel lo hizo en Escalante con una sexta posición “tras una carrera muy local donde la selección argentina fue la principal protagonista de la carrera”.
Antes de afrontar su última prueba en tierras valencianas, estuvo durante el verano las carreras por etapas de la Vuelta a Ávila y la Vuelta a Segovia. A la ronda abulense llegó “no muy bien de forma, ya que estuve con inflamatorios los días de antes y no pude rendir nada bien”. No ocurrió lo mismo en la prueba segoviana, estando escapado durante la segunda etapa, con “muy buenas sensaciones” pese a que no ganó.
Finalmente, en la Vuelta a Valencia, ‘Jonny’ “llegaba con dudas y más se me pusieron cuando la noche antes de empezar tuve fiebre, pero salí a correr y a probarme”, aguantando las dos primeras etapas y retirándose en la tercera y última.
Dice como resumen Jonatan que su temporada no ha sido “todo lo buena que hubiese querido, pero no me puedo quejar”, “Espero que el año que viene se me dé todo mejor y pueda conseguir alguna victoria”, concluye.