El ciclista del conjunto Orbea Continental, Víctor Cabedo, ha sido el vencedor de la 4ª etapa de la 55ª Vuelta Ciclista a Asturias-Julio Álvarez “Mendo” disputada hoy entre Cafés Toscaf y Oviedo, de 181 kilómetros cuya clasificación general sigue liderada por el jienense Javier Moreno (Caja Rural).

Cabedo fue el más fuerte en los kilómetros finales de la etapa del grupo de nueve corredores que fueron protagonistas del día y consiguió llegar sólo a Oviedo. El corredor de Orbea invirtió un tiempo de 4 horas 38 minutos y 23 segundos (39 kms/hora).
Moreno, jersey “Asturias Paraiso Natural”, entró undécimo, a 43 segundos de Cabedo, con el mismo tiempo que Tino Zaballa (Miche-Guerciotti) y Sergio Sousa (Barbot-Efapel), sus dos inmediatos perseguidores en la general. Hernani Brocco (LA-Antarte), cedía 5 segundos en línea de meta con respecto a sus rivales y sigue ocupando la cuarta plaza de la general pero ahora con 52 segundos de desventaja con respecto a Moreno.
Los cuatro ciclistas abulenses ocuparon en la etapa las siguientes posiciones: 56º Noel Martín (Orbea), a 1’10”; 88º Rubén García (Selección española), a 5’41”; 90º Rubén Jiménez (Burgos 2016), a 6’50”; y 93º Miguel Ángel Candil (LA.-Antarte), a 8’58”.
El propio Cabedo (Orbea), Iriarte y Gutiérrez (Movistar), Pérez (Euskaltel-Euskadi), Infantino (EPM-UNE), Piedra (Andalucía-Caja Granada), Belda (Burgos 2016), Amorin (Barbot-Efapel), Sutherland (United Health Care) fueron los componentes de la escapada que se formó en los primeros kilómetros de la etapa, en un día donde volvió a aparecer la lluvia, en algunos momentos muy fuerte que sin embargo respetó la primera mitad del recorrido y no deslució el paso de los ciclistas por la localidad de Luarca, donde debían subir por los tramos adoquinados de El Muro del Chano y La Carril, ambos de 3ª categoría.
En la clasificación general que lidera Javier Moreno, la situación de los abulenses es: 92º Noel Martín, a 1h 00’24”; 94º Miguel Ángel Candil, a 1h 02’42”; 95º Rubén García, a 1h 03’00”; y 99º Rubén Jiménez, a 1’08’22”.
Mañana se disputará la 5ª etapa con salida en Tartiere Auto (Lugones) y final en el Alto del Naranco, de 175 kilómetros. El ex ciclista profesional asturiano Chechu Rubiera describe esta etapa cuyo recorrido fue diseñado por el propio corredor y que incluye un circuito que lleva su nombre.
FOTOS: Rafa Carbonero / Vuelta Asturias
COMENTARIO 5ª ETAPA VUELTA ASTURIAS 2011 Tartiere Auto – Alto del Naranco, 175 kms.
Por Chechu Rubiera
La última etapa de esta edición de la Vuelta a Asturias será dura y va a marcar la clasificación general así como el vencedor de etapa en la clásica Subida al Naranco, integrada este año en la vuelta y que es otra de las novedades de la prueba. En esta jornada pueden suceder muchas cosas y eso será atractivo para el público que seguro que se acercará en un buen número a presenciar este final de Vuelta.
El pelotón comenzará a subir El Cordal a los pocos kilómetros de la salida, aunque no se sube por su cara más dura pero ya irá haciendo mella en los corredores y más a estas alturas de la carrera. Antes de llegar al circuito, los corredores subirán dos puertos más, Santirso y la Gargantada, que sin ser subidas complicadas también servirán para ir acumulando más cansancio en las piernas de los ciclistas.
Una vez se llegue al circuito “Chechu Rubiera”, donde el trazado no es complicado ya que no tiene emboscadas ni repechos duros, los aficionados podrán disfrutar viendo a los corredores durante las tres vueltas que darán al circuito. Esta novedad también será positiva a la hora de acercar el ciclismo a los aficionados.
Antes de llegar a la meta del Naranco, este año se subirá por un tramo inédito donde los corredores se van a encontrar con una zona complicada que pondrá más emoción a este bonito final de etapa y de donde saldrá el vencedor del 2011.