Pedro Vizcay (Diario de León) / Pescar truchas y cazar codornices son dos actividades compatibles en agosto. La pasión por la caza y por la pesca es compartida por muchos aficionados que, además, disponen de vacaciones estivales. Durante el mes de agosto permanecen abiertos los ríos regulados y sus embalses y a partir del día 15 comienza la Media Veda, de modo que durante bastantes jornadas pueden compatibilizarse ambas actividades. Cazar y pescar, disfrutando de la naturaleza y haciendo deporte, puede ser una alternativa de ocio a la playa.

Para la pesca con mosca es un mes ideal dentro de la temporada de pesca con muerte. En esta época y hasta septiembre las eclosiones de insectos suelen ser abundantes y las truchas cobran una importante actividad pues deben sobrealimentarse para afrontar el invierno y su ciclo reproductivo. Las aguas han incrementado su temperatura hasta los 15-18 grados, ideal para que los salmónidos asimilen y digieran su alimentación que, básicamente, consta de invertebrados en sus diferentes formas y estadios. El pescador de mosca encuentra en las horas centrales del día y en ocasiones durante toda la tarde truchas cebándose en las corrientes y raseras o en las tablas sombrías. Engañarlas resulta difícil pues no en vano nos encontramos al final de una temporada y los peces están resabiados y esquivos. Sin embargo esta circunstancia no desanima al pescador de mosca, antes bien, aumenta la emoción al tener que usar sedales más finos e imitaciones mejor trabajadas.
Los amantes de la escopeta y del perro inician la temporada a partir del día 15 de agosto, fecha en que se abre la media Veda. La Ley de Caza de Castilla y León ha hecho que desaparezcan los terrenos libres, por lo que para poder cazar es necesario disponer de un coto utilizar los cotos intensivos. En estos últimos es preciso soltar las piezas, perdices, faisanes o codornices criados en semilibertad. La caza de la codorniz con perro puede resultar apasionante y de hecho son muchos los cazadores que la practican. Para ello se necesita disponer de un perro de muestra, pointer, setter, braco alemán o espaniel bretón, sin olvidar otras razas menos comunes pero también eficaces. Pero no es la codorniz la única especie cazable durante este mes. Además de la paloma torcaz, desde el 24 de agosto puede cazarse la tórtola común. La caza puede practicarse martes jueves sábados y festivos, la pesca todos los días salvo los lunes no festivos.