@deportesavila / Después de superar ciertas dificultades por el monzón, Carlos Soria se encuentra ya en el campo base del Dhauligiri (8.167 m.) en la expedición más personal del alpinista abulense, que ha ido hasta Nepal sin patrocinador costeando los gastos de su propio bolsillo que suponen 42.000 euros. Será el noveno intento de este montañero que pretende completar a sus casi 80 años el reto de los catorce ocho miles, de los que le faltan dos.

Ha viajado únicamente con un acompañante, el cámara y alpinista Luis Miguel López Soriano, habitual miembro en otras expediciones. Para conseguir la cima se ha preparado en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, haciendo bicicleta de montaña y en Bolivia ascendiendo un pico de 6.000 metros.

Conoce de sobra el Dhaluigiri, que por unas causas u otras le ha negado su cumbre, habiendo estado muy cerca de alcanzarla el pasado año. En esta ocasión no va a coincidir con demasiadas expediciones porque escasas son los que en esta época del año intentan la aventura.

Soria es consciente de que le quedan pocas oportunidades para cerrar su reto, pero “si las cosas se ponen mal, no voy a forzar”, ha dicho, quien “como siempre, haré todo por subir pero nada más”. Si logra el éxito en el Sisha Pangma, seguro que tendrá un patrocinador para su último ocho mil: el Sisha Pangma.