@deportesavila / Preparándose para su enésima tentativa de hollar la cima del Dhaulagiri, uno de los dos ochomiles que le faltan -el otro es el Shisha Pangma-, el alpinista abulense se entrena por la madrileña Sierra de Guadarrama.

Tras ser operado de su rodilla, cada día la nota mejor y con más fuerza. Dentro de unos días completará su preparación acudiendo al Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, para después a subir en Kirguistán una montaña de 7.000 metros.

Para emprender su reto de subir al Dhauligiri, Soria pide “un poco más de apoyo”, contando ya con el de Telefónica y Lasa. “Necesitamos hacer una expedición en condiciones”, señala.