@deportesavila / Con entrenamientos diarios para que su rodilla operada se encuentre en perfectas condiciones, el alpinista abulense Carlos Soria ha decidido aplazar al otoño la expedición al Dhaulagiri, uno de los dos ocho mil que le falta para completar los catorce picos existentes mayores de esta altura.

Para esta aventura, Soria espera contar con mayor número de patrocinadores. Como preparación a la cumbre del Himalaya que tanto se le resiste, intentará antes subir al pico Lenin, con casi 7.200 metros. Ahora combina jornadas en el gimnasio de Moralzarzal, con ascensiones al Cerro del Telégrafo, La Maliciosa y La Pedriza.