@deportesavila / El Real Ávila sumó un punto en su visita al Burgos Promesas, insuficiente para mantener la quinta posición que ahora está en poder del Astorga tras ganar éste en Almazán, cediendo una plaza los encarnados, quienes se quedan a cuatro puntos de la zona de play off.

El encuentro fue soso para los aficionados el del arranque de la segunda vuelta. En el primer tiempo ninguno de los dos equipos tuvo ocasiones claras de gol, siendo el Real Ávila el que ejerció el dominio y tuvo el balón sin éxito de cara a gol.

En la segunda mitad el choque animó a los burgaleses, más interesados en buscar la portería contraria, aunque muy replegados, de modo que los abulenses continuaron con el control pero sin crear peligro, salvo un centro-chut de Issa al larguero en el minuto 70 y una parada del meta Álex en el 75 ante un disparo de Iván Vila.

Ya en el minuto 90 llegaría la polémica en una jugada de Rubén Ramiro, que se marchó de dos defensores. El último de ellos le zancadilleó dentro del área, pero el colegiado se curó en salud y pitó falta en contra del extremo encarnado al que sacó tarjeta amarilla por tirarse. Sin goles finalizaría el encuentro.

Jonathan Prado (entrenador del Real Ávila): “Lo positivo es el punto

El partido ha tenido dos partes bien diferenciadas. En la primera hemos estado mejor que en la segunda, aunque en ésta pudimos tirar algo más. Interpretamos bien donde podíamos tener problemas en la salida del balón. También lo hemos hecho bien por dentro, pero uno de los problemas que tuvimos es la profundidad y no saber llevar bien el balón a los jugadores para hacer acciones de uno contra uno que era donde teníamos que haber buscado el partido. En la segunda parte no hemos estado bien, faltos de ritmo con balón y hemos entrado en su juego. Cuando tuvimos acciones de contraataque no hemos sabido aprovecharlas. Nos han faltado muchas cosas en el último cuarto del campo para ganar el partido. Acciones dentro del área no hemos tenido, todas han sido fuera de ella. No vamos a excusarnos el no haber ganado el partido por el penalti no pitado a Rubén Ramiro”.

Carlos Aguilera (entrenador del Burgos Promesas): “Sacar un punto ante el Real Ávila es una victoria

Sacar un punto ante un equipo de la zona alta y con las características que tiene, con jugadores de mucha calidad, lo consideramos una victoria. El partido se ha desarrollado en la línea de lo que creíamos, el Ávila dominando el balón, queriendo jugar desde atrás y dando movimientos desde su portero. Nosotros en defensa nos juntamos bien atrás para atar a los hombres de ataque, que son los que marcan la diferencia. Es una pena que lográsemos finalizar una de las tres o cuatro contras que hemos tenido en la segunda mitad”.

FICHA TÉCNICA:

0 Burgos Promesas 2000: Álex, Casado, Jairo (Zamora, m. 62), Gabri, Portal, Óscar Vázquez, Mota, Cerezo (Óscar Ortega, m. 83), Dava (Campos, m. 89), Gallo y Torres.

 

0 Real Ávila: Alberto, Issa, Oli, Obispo, Llorián, Sergio Ramos, Raúl Arroyo (Roa, m. 64), Rubén Ramiro, Edu (Juli, m. 71), Iván Vila y Mayorga (Kamil, m. 81).

Árbitro: Álvaro Sanz Monge (Soria), asistido en las bandas por Sergio García de la Loma y Luis Quirce Moras. Mostró tarjetas amarillas a los locales Jairo, Óscar Vázquez, Mota y Casado; y al visitante Rubén Ramiro.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésima jornada del grupo VIII de Tercera División, disputado en el campo 2 (Diego Rico), de la Ciudad Deportiva de Castañares, con asistencia de cerca de un centenar de espectadores.