@deportesavila / El Torneo de Ajedrez Santa Teresa, Memorial Félix García Ares, alcanzará mañana viernes su vigésimo quinta edición, cumpliendo así sus bodas de plata, con participación de importantes jugadores internacionales.

Organizado por el Polideportivo Casa Social Católica, se desarrollará en la sede del Casino Abulense de la calle Gabriel y Galán, 2. La primera ronda comenzará a las 10:30 horas y a partir de las 16:15 horas arrancará la quinta. La ceremonia de clausura y entrega de premios tendrá lugar a las 19:30 horas.

El torneo se jugará bajo el sistema suizo a 8 rondas con 15 minutos +5 segundos por jugador. Al ser valedero para elo internacional de rápidas solo podrán participar ajedrecistas federados y con código FIDE.

Se repartirán importantes premios en metálico por un valor total de 2.045 euros, de los que 300 serán para el primer clasificado, 250 para el segundo, 200 para el tercero, 175 para el cuarto, 150 para el quinto, 130 para el sexto, 120 para el séptimo y 100 del octavo al décimo. Recibirán 50 euros los primeros local, elo<2200, elo<2000, elo<1800 e infantil, con 50 euros para los segundos de las cuatro últimas categorías citadas, con trofeo para el campeón local y para los tres primeros de la clasificación absoluta.

Torneo internacional

El torneo tiene carácter internacional y tendremos representados un buen número de países. Las plazas para jugarlo están ya agotadas y el plantel de jugadores que acudirán es de muy alto nivel.

Los principales favoritos para conquistar esta edición son los jóvenes grandes maestros Eduardo Iturrizaga (Venezuela) y Timur Gareev (Estados Unidos). Ambos encabezan el ranking del torneo curiosamente con el mismo e impresionante elo, 2652 puntos.

No hay mucho que añadir sobre Iturrizaga, top 20 mundial en ajedrez activo y relámpago, medalla de bronce olímpica y defensor del primer tablero del equipo de élite, Equigoma Casa Social, desde hace 9 años.

Timur Gareyev, de origen uzbeko y nacionalidad norteamericana es un joven talento, vencedor, entre otros, del Open de Estados Unidos y además ostenta el récord mundial de simultáneas jugando a la ciega al haberse enfrentado en diciembre de 2016 nada menos que a 48 adversarios sin ver los tableros.

El serbio Strikovic (ex campeón de Yugoslavia), Julen Arizmendi o el genial David Lariño (que logró su primer título de campeón de España absoluto con sólo 17 años), todos ellos también grandes maestros, son sobre el papel sus principales opositores.