Partido del cadete masculino A (Foto: Bermejo’s)
María Sánchez / Después del parón por el puente de Todos los Santos, todos los equipos de la Escuela Municipal de Baloncesto/Universidad Católica de Ávila vuelven a la competición, a excepción del júnior masculino A. Dos juegan en casa y tres lo hacen fuera.

El júnior masculino B dirime el sábado (16:30 h., pista 1 del Carlos Sastre) su cuarto envite liguero, el tercero ante su público. El rival es uno de los más fuertes del campeonato, el C.D. Base segoviano, que llegará a la capital abulense con el orgullo herido por haber perdido su primer partido de manera amplia ante el líder, La Flecha.
Por su parte, el cadete masculino B se enfrenta al mismo rival segoviana en idéntica hora y lugar, sólo que en la pista 3. Tras caer en los tres partidos disputados le visita un equipo que se encuentra en la misma situación, por lo que la intención verderona es sumar su primera victoria de la temporada.
En el caso del cadete masculino A buscará su tercer triunfo en el vallisoletano Polideportivo Ponce de León el domingo a las 12:30 horas contra el Ponce Abogados Pyñeiroa, un rival que ha ganado dos encuentros y perdido uno, en este caso únicamente por un punto. No lo tendrá sencillo el equipo abulense.
Por otro lado, las chicas del cadete femenino también viajan el domingo hasta la capital pucelana para medirse en el Polideportivo San Isidro, a las 10:30 horas, al Covipro San Isidro B, colista de la clasificación con una victoria y una derrota, en tanto que las verderonas llevan un triunfo y dos derrotas.
En idéntica instalación de Valladolid del mismo domingo pero dos horas más tarde que las cadetes, el conjunto infantil masculino tendrá igualmente como rival al Covipro San Isidro A, que acredita y un triunfo y una derrota, mientras que los abulenses sólo han ganado un partido y perdido tres.