El Subaru de Pedro Morera
@deportesavila / Calor, mucho calor, el que tuvieron que soportar todos los que acudieron a la llamada de Escudería Milenio para disfrutar de la tercera edición del Tramo Cronometrado en Cuesta Sotillo de la Adrada-Casillas, puntuable esta vez para los campeonatos de Castilla y León y Castilla La Mancha. Lo sufrieron los pilotos y las mecánicas, lo padecieron oficiales, voluntarios, fuerzas del orden, Protección Civil y todos los que colaboraron en el buen desarrollo de la prueba y, por supuesto, también el público pero, eso sí, todos pudieron disfrutar, cada uno desde su perspectiva, de una bonita jornada de carreras. 

Los 37 participantes de la partida en Sotillo de la Adrada alabaron el recorrido, rápido y selectivo, de la subida; los organizadores agradecieron la falta de incidentes graves y la rápida solución de los leves que, inevitable en una prueba de estas características, se produjeron. Y sin duda, el numeroso público disfrutó de una inscripción variada y de calidad y de un doble duelo por la victoria final en cada una de las categorías.
Entre los turismos, todos intuían una lucha entre Pedro Morera e Ismael Arquero y esta vez los pronósticos no erraron, decantándose esta vez de lado de Morera, acreedor de una clara victoria con su impresionante Subaru Impreza WRC por encima del Seat León Supercopa de su rival. El último escalón del podio fue para Juan Ignacio Martín Galán con su afinado Renault Clio Grupo N, por delante del Seat del piloto local (y alma mater de la carrera) Luis García y de Manuel Berrón con otro Clio. Entre los clásicos con más de 25 años a sus espaldas Jesús Martín Gómez imponía su Volkswagen Golf G60 a los Simca de Jorge López y José Ramón Rodríguez.
Por lo que respecta a los monoplazas el duelo entre Javier Moreno Prieto y Juan Castillo se resolvió a favor del primero, como suele pasar en las pruebas abulenses. La lucha podía haber dado mucho más de sí en la última manga pero Castillo sufrió un problema con el acelerador de su Speed Car que le impidió disputar la victoria. José Alonso Lombardía arrebataba el tercer puesto al mediático Santiago Cañizares, precediendo ambos en la clasificación a los dos Kart-Cross presentes, con el madrileño Pedro Flores por delante de Adrián Pérez.
La jornada de competición se cerró con una animada entrega de trofeos en la piscina de Casillas, el mejor prólogo a una prueba exitosa pero azotada por una auténtica ola de calor.