El vehículo del Sanse Racing Team en la carrera leonesa / LA NUEVA CRÓNICA
@deportesavila / Un problema en la bomba de la gasolina provocó el abandono en el V Rallysprint Valle de Omaña del Mitsubishi Evo X de Alberto San Segundo y Eva Navas. Una prueba que resultó accidentada porque el coche 0 cayó por un puente al río, debiendo ser evacuados sus ocupantes al Hospital de León.

Con mucho calor y numeroso público, acababa bien el primer tramo para los abulenses, terceros en la clasificación provisional, a 21,40 de los líderes y principales favoritos, los hermanos gallegos Sergio y Diego Vallejo, al volante de un Citröen DS3 R5, que habían vencido en las cuatro primeras ediciones. Entre medias se encontraban quienes luego se adjudicarán la prueba, Francisco Javier Ferrero y Adrián Rodríguez con un Mitsunbishi Evo VII.
Pero en el segundo tramo el Sanse Racing Team no pudo continuar compitiendo, quedando el coche fuera de combate. Los Vallejo se adjudicarían este tramo con absoluta superioridad, al igual que el tercero, pero a un kilómetro del final se quedaron sin gasolina, repostando de forma ilegal, lo que motivo que fueran descalificados. 
Del error se aprovechó el piloto berciano Ferrero para alzarse con el triunfo, haciendo valer su regularidad en todas las pasadas, segundo en las dos primeras y tercero en la última. El podio se completaría por los también leoneses José Antonio Núñez y Sara Radio, también con un Mitsubishi Evo VII, y Pablo Carballo y Eva Sánchez con un Renault Clio Sport.