Castilla y León es Deporte / Arandina y Real Ávila siguen en su lucha de titanes por el liderazgo sin perder un solo punto de los disputados mientras que otros favoritos como Gimnástica, Zamora o Cristo tropiezan de manera desigual en una jornada donde brillaron los equipos de la parte baja de la clasificación.

Abría la jornada un sorprendente empate del Júpiter leonés ante la Gimnástica que hacía que los segovianos, aún terceros perdiesen fuelle ante los dos colíderes y daba una oportunidad de oro al Zamora para meterse entre los tres primeros.

No era menor la sorpresa cuando el Burgos Promesas obtenía su primera victoria ante un correoso Santa Marta a domicilio.

La Granja, por su parte, dejaba un gol para recordar, obra de Dani Lázaro, que no había llegado ni a la mitad del campo cuando chutaba con precisión a puerta. Un tanto que le valía un punto y un importante empate a los segovianos, y que pasará para la posteridad como el gol de esta jornada.

Otro que se apuntaba a la victoria era el Uxama, pasando por encima del Bupolsa para sumar sus primeros 3 puntos y dejar atrás el descenso. Una victoria conseguida gracias a dos goles de Albitre que se erigía como héroe del encuentro.

Otro equipo con un buen arranque liguero y expectativas de estar arriba pinchaba esta jornada: el Atlético Astorga perdía ante el Numancia B, que a su vez se colaba en los puestos altos de la tabla en la sexta posición.

El que no fallaba era el Real Ávila, que seguía sumando 3 puntos ante un Atlético Tordesillas que se iba de tierras abulenses de vacío. El Ávila se ponía de líder provisional, en espera de lo que ocurría en El Montecillo…

Pero la Arandina no solo no fallaba ante el colista, sino que subía su ventaja en goles en 5 tantos goleando 6-1 al Briviesca en el derbi burgalés. La cosa se pone complicada para los burevanos, que tras las victorias de los equipos en la parte baja de la tabla se asienta en el fondo de la clasificación con solo 1 punto en su haber.

Las últimas dos grandes sorpresas las pusieron el Zamora con el Almazán, en un conjunto en el que los zamoranos dieron una mala imagen ante los sorianos que se crecieron y bien pudieron haber obtenido la victoria, y el Cristo que se dejó los puntos en tierras leonesas ratificando La Llanera se ha convertido en esta temporada en un fortín de donde va a ser complicado puntuar para los visitantes.