@deportesavila / En el transcurso de la XXVIII cena-gala de la Asociación de Exciclistas de Asturias, celebrada en Porceyo (Gijón), al abulense Ángel Arroyo le fue impuesta por parte de Luis Balagué la insignia de oro de la citada asociación.

El excorredor de El Barraco, segundo en el Tour de Francia de 1983, se ganó a los asistentes al acto contando numerosas anécdotas de su carrera deportiva, según informa La Nueva España. En Asturias ganó su primera carrera profesional. “Esta tierra es especial para mí, donde también vencí en una Vuelta a Asturias (1981) y unos Valles Mineros (1979)”, dijo Arroyo, agradecido y emocionado, en presencia de 110 ciclistas de numerosas generaciones.