López Manrique / La abulense Andrea Jiménez es una de las atletas que ha hecho historia este sábado con el Playas de Castellón al alzarse en Zaragoza con el título de campeonas de la Liga Iberdrola, la División de Honor de atletismo femenino.

En un desenlace muy ajustado, el equipo mediterráneo sumaba 124 puntos, con únicamente dos de ventaja respecto al segundo clasificado, Valencia Sports, y tres respecto al tercero, F.C. Barcelona. Un triunfo para el Playas de Castellón que rompía la hegemonía de las valencianas en los últimos 27 años y le permitía hacer doblete, dado que el equipo masculino se adjudicaba por undécima vez LaLiga4Sports, la División de Honor masculina.

Andrea aportó siete puntos a su equipo como segunda clasificada en la prueba de los 400 metros, con un tiempo de 54.35 -que suponía bajar su mejor marca personal de la temporada y lograr la mínima para el Campeonato de Europa sub20-, solo superada por la jovencísima atleta-futbolista de 15 años del Alcampo Scorpio 71, Salma Celeste Paralluelo, que registraba 54.04, reduciendo en más de tres segundos y medio su mejor crono.

La abulense contribuía, además, al éxito del Playas de Castellón formando parte del relevo 4×400, que terminaba segundo con 3:43.93, por detrás del F.C. Barcelona con 3:90.44, y tras ser descalificado el Valencia Sports.

Por otra parte, la victoria del abulense Diego Jiménez en la prueba de los 3.000 metros del encuentro por la permanencia de la Liga Sport de clubes masculina, no era suficiente para impedir que su equipo del Atlético Salamanca descendiera a la Segunda División en el Estadio El Fontanar de Córdoba.

Diego era primero con un tiempo de 8:19.54, aventajando en más de un segundo al siguiente, Mohamel Lansi, del Unicaja Jaén Paraíso Interior, y en más de uno y medio respecto al tercero, Mourad Mounim, de la A.A. Catalunya.

El Atlético Salamanca finalizaba penúltimo con 71 puntos, dos más que el último, Elche Decatlón, el otro club descendido.