@deportesavila / En tan solo diez días desde que se abriera el plazo de inscripción, se han agotado los mil dorsales disponibles para el XVII Cross Alpino Cebrereño, prueba consolidada en el calendario de carreras de montaña, que tendrá lugar el próximo domingo 3 de febrero, con dos distancias, 24 y 10 kilómetros. Un día antes se celebrará una marcha a pie de 10 kilómetros.

El cross presenta como novedad este año el aumento de kilómetros, pasando de 21 a 24. También cambia el desnivel, subiendo desde los 1.300 metros positivos a los 1.500, consecuencia del cambio de trozos de pista por senderos.

La carrera de 24 kilómetros partirá a las 10:00 horas y veinte minutos después la de 10 kilómetros, arrancando a las 10:00 la marcha regulada del sábado 2 de febrero.

Se entregarán premios para los tres primeros de las diferentes categorías establecidas en cada una de las carreras, así como en la marcha. Se ha establecido un premio especial a los tres mejores clubes, al modo de los campeonatos europeos de cross donde puntúan los cuatro primeros corredores.

Al finalizar la prueba, los participantes podrán disfrutar de cerveza de grifo y de patatas cocidas caseras, preparadas por la Asociación de Peñas de Cebreros. Los que acudan a la marcha podrán tomar unas ricas migas por gentileza del club Los Brajales.

El equipo de gobierno socialista del Ayuntamiento de Cebreros ha mostrado su satisfacción por haberse convertido el cross “en un referente capaz de movilizar a cientos de personas” y por la acogida al haberse agotado todas las inscripciones en tan solo diez días. Además, ha destacado “el impresionante entorno natural” del municipio, “que, sin duda, supone un revulsivo para todos aquellos amantes del deporte”, “que tienen anotado en su agenda el cross alpino como una cita indispensable en el calendario de pruebas de este tipo”.